LUCES DE BOHEMIA (1984)

    19
    Titulo original: Luces de bohemia
    Año: 1984
    País: España
    Duración: 94 min.
    Dirección: Miguel Ángel Díaz
    Guión: Mario Camus, basadi en la ibra de teatro homónima de Ramón del Valle Inclán.
    Música: Alberto Iglesias

    Intérpretes

    Francisco Rabal, Agustín González, Mario Pardo, Ángel de Andrés López, Vicky Lagos, Berta Riaza, Azucena De La Fuente, Guillermo Montesinos, Manuel Cano, Manuel Zarzo, Imanol Arias, Paula Molina, Fernando Fernán Gómez, Alfredo Mayo, José Vivó, Miguel Rellán, Manuel Galiana, Joaquín Hinojosa, Antonio Canal, Miguel Arribas, Antonio Gamero, Fernando Telletxea, Cesáreo Estébanez, María Elena Flores, Abel Vitón, Wenceslao San Juan, Saturno Cerra, Manuel Sánchez Martínez, Paco Catalá, Gloria Blanco, José Yepes, Alfonso Castizo, Francisco Olmo, Modesto Fernández, José María Martí, María José Barroso, Pedro Nieva Parola, Francisco Torres, José Ramón Pardo, Isa Escartín, Isabel Laq, Remedios Boza, Antonio Sesma, Manuel Sánchez Arillo, Mikel Albisu y Concha Hidalgo.

    Sinopsis

    Max Estrella (Francisco Rabal), poeta derrumbado por la ceguera y el hambre, ha muerto. Al velatorio acude su amigo y lazarillo, Don Latino de Hispalis (Agustín González), que es acusado por la hija de Max de la muerte de su padre. A los pocos días mueren la hija y la viuda de Max. Un joven poeta, Ramón (Mario Pardo), amigo de Max, visita la casa que fuera de la desgraciada familia y recrea en su imaginación el último día de la vida de Max Estrella, su conversación con un ministro (Fernando Fernán Gómez) y su cena con Rubén Darío (Manuel Cano), camino hacia du particular calvario. Abandonado y traicionado por todos, en un Madrid absurdo, brillante y hambriento.

    Comentario

    Adaptación de la obra teatral homónima de Ramón María del Valle Inclán con un guión de Mario Camus. Es la segunda película dirigida por Miguel Angel Díez, un realizador que tras esta película se dedicó al mundo de la televisión. La película cuenta con una cuidada reconstrucción ambiental y un reparto brillante (de Paco Rabal a Imanol Arias, o de Fernando Fernán Gómez a Alfredo Mayo), pero le falta el dramatismo e intensidad de la obra teatral, sobre todo por culpa de un guión que narra la historia a base de flash back.