LOVE STORY (HISTORIA DE AMOR)

    Titulo original: Love Story
    Año: 1970
    País: EE.UU.
    Duración: 99 min.
    Dirección: Arthur Hiller
    Guión: Erich Segal, según su propia novela.
    Música: Francis Lai. Temas musicales: Concierto en D Mayor, de Johann Sebastian Bach, Sonata en F Mayor, de Wolfgang Amadeus Mozart, Joy To The World, de George Friedich Händel y A Fair Rose Is Blooming.

    Intérpretes

    Ali MacGraw, Ryan O’Neal, John Marley, Ray Milland, Russell Nype, Katharine Balfour, Sydney Walker, Robert Modica, Walker Daniels, Tommy Lee Jones, John Merensky, Andrew Duncan, Charlotte Ford, Sudie Bond, Julie Garfield, Kevin O’Neal, Milo Boulton, Stephen Dowling, Gil Gerard y Bob O’Connell.

    Sinopsis

    Oliver Barrett IV (Ryan O’Neal), es un acomodado estudiante de derecho que, poco después de llegar a Harvard, conoce a Jenny Cavilleri (Ali Mac Graw), hija de una modesta familia de inmigrantes italianos, que estudia música en Radcliffe. Aunque el primer encuentro de ambos en la biblioteca de la universidad no resulta demasiado afortunado, ambos vuelven a coincidir varias veces más hasta que se enamoran profundamente. Cuando plantean casarse, Oliver se encuentra con la oposición de su padre, Oliver Barrett III (Ray Milland), que le retira la herencia, mientras que el padre de la chica, Phil Cavilleri (John Marley) acepta con gusto al novio de su hija. Ambos jóvenes se casan, viviendo momentos muy felices, no exentos de dificultades financieras. Pero, tiempo más tarde, esta felicidad se ve empañada por la terrible enfermedad que le es diagnosticada a Jenny, una leucemia muy avanzada que no tiene solución.

    Comentario

    Adaptación de un famoso best seller que volvió a lanzar la moda del cine romántico consagrando a sus dos protagonistas, Ryan O’Neal y Ali Mac Graw. Tras la frase amar significa no tener que decir nunca lo siento, que sirve como reclamo, se esconde la desgraciada historia de dos jóvenes enamorados, pertenecientes a clases sociales diferentes y a los que sólo la muerte terminará separando, está impregnada de un romanticismo desaforado. A este marcado tono sentimental y lacrimógeno contribuye poderosamente la dulzona banda sonora del músico francés Francis Lai, que ganó el Oscar. La película conoció una secuela, La historia de Oliver, en 1978, de nuevo con Ryan O’Neal como protagonista.