LOS ÚLTIMOS DÍAS DEL MUNDO

    9
    Titulo original: Les derniers jours du monde
    Año: 2009
    País: Francia - España - Taiwan
    Duración: 132 min.
    Dirección: Arnaud Larrieu y Jean-Marie Larrieu
    Guión: Arnaud Larrieu y Jean-Marie Larrieu, basado en una novela de Dominique Noguez

    Intérpretes

    Catherine Frot, Clotilde Hesme, Karin Viard, Mathieu Amalric, Sergi López, Omahyra Mota, Pierre Pellet, Manon Beaudoin, Serge Bozon, Daniel Cohen, Jacques Nolot, Baya Belal, Daniel Isoppo, Sabine Azéma, Carl von Malaisé, Fred Vallet, Philippe Suner, Isabelle Girardet, Julien Beramis, Christophe Paou, Mélodie Marcq, Sébastien Rivière, Delphine Sartieux, Olivier Basseras, Sandra Casellini, Gloria Maria Sevran, Dominique Noguez, Thierry Rodriguez Romani, Jérôme Chappatte, Julien Rivière, Babakar Bâ, Pia Camilla Copper, Álex Moreu, Ludovic Beyt, Miquel García Borda, Christian Gazio, Georges Besombes, Bernard Legall, Blandine Chesneau, Francis Cha, Didier Pons, Laurent Nassiet, Molly Cheng, James Liu, Carina Martin, Isabel Tapia, Joëlle Anglade, Robert Charroin y Bertrand Burgalat.

    Premios

    Premio de la Critica en el Festival de Cine Fantástico de Sitges

    Sinopsis

    El fin del mundo es cuestión de días, pero Robinson (Mathieu Amalric) parece más preocupado por superar el reciente fracaso de una de sus relaciones extramatrimoniales. Así, se embarca en una odisea que le lleva a recorrer diversos lugares de Francia y España con tres historias de amor a cuestas: el deseo de su mujer por reconquistarle, la pasión que le demuestra la que fuera amante de su padre y la necesidad personal del propio Robinson de encontrar a la joven que tanto le ha hacho sufrir en los últimos tiempos.

    Comentario

    Un filme de ciencia ficción que pretende mostrar el apocalipsis sin dramatismos, más bien con dosis de realismo y cierto sentido del humor. La película, que se basa en una novela de Dominique Noguez, ha sido dirigida por los franceses Arnaud y Jean-Marie Larrieu, el mismo tándem que firmó “Pintar o hacer el amor”. Los propios realizadores han llegado a definir a su protagonista, Robinson Laborde, como un antihéroe que se preocupa más por sus deseos personales que por lo que ocurre alrededor, todo un símbolo de la sociedad actual. La película combina un paisaje apocalíptico con el realismo vacacional, agentes ataviados con monos amarillos fluorescente, con una corrida de San Fermín. Mathieu Amalric deambula por este escenario y, a cada paso que da, se produce un encuentro amoroso. Con esta película de tintes apocalípticos, los hermanos Larrieu retoman al libertinaje sexual y el humor de “Pintar o hacer el amor”.