LOS OLVIDADOS (1950)

    114
    Titulo original: Los olvidados
    Año: 1950
    País: México
    Duración: 85 min.
    Dirección: Luis Buñuel
    Guión: Luis Alcoriza y Luis Buñuel.
    Música:

    Rodolfo Halffter y Gustavo Pittaluga.


    Intérpretes

    Roberto Cobo, Miguel Inclán, Estela Inda, Alfonso Mejía, Alma Delia Fuentes, Francisco Jambrina, Jesús García Navarro, Efraín Arauz, Sergio Villarreal, Jorge Pérez, Javier Amézcua, Mário Ramírez, Victorio Blanco, Rubén Campos, Daniel Corona, Enedina Díaz de León, Juan Domínguez, José Luis Echeverría, Miguel Funes hijo, Antulio Jiménez Pons, Patricia Jiménez Pons, José López, Héctor López Portillo, José Loza, Antonio Martínez, Ramón Martínez, Víctor Manuel Mendoza, Ángel Merino, José Moreno Fuentes, Humberto Mostí, Francisco Muller, Roberto Navarrete, Diana Ochoa, Rosa Pérez, Salvador Quiroz, Charles Rooner, Ramón Sánchez, Ignacio Solorzano y Juan Villegas.

    Premios

    Premio al Mejor Director en el Festival de Cannes.
    Nominada al Premio BAFTA de la Academia de Cine Británico a la Mejor Película.


    Sinopsis

    En los suburbios de la ciudad de México, en directo contacto con la miseria, la incultura, y totalmente abandonados por sus padres, vive y actúa una pandilla de adolescentes, cuya condición social y moral les impulsa inexorablemente hacia el delito. Los capitanea El Jaibo (Roberto Cobo), muchacho de instintos perversos, recién escapado de un correccional, a quién, por su osadía para planear y llevar a cabo las fechorías, los demás chicos admiran y respetan. En una de las hazañas de la pandilla, se intenta desvalijar a Don Carmelo (Miguel Inclán) un ciego, que se gana la vida tocando varios instrumentos y que, al defenderse con éxito, percibe la existencia de la banda juvenil. Por medio de Pedro (Alfonso Mejía), El Jaibo, se entrevista con Julián (Javier Amézcua) y le acusa de ser un soplón, causante de su reclusión en el correccional. Durante la riña, El Jaibo hiere por la espalda a Julián y le remata a palos.

    Comentario

    Luis Buñuel ganó el premio al mejor director en Cannes por esta película, una de las grandes de su etapa mexicana en la que deja de lado el humor y el surrealismo para mostrar a un grupo de sórdidos jóvenes delincuentes de los suburbios de México. El filme toca un tema muy querido en Buñuel, la imposibilidad de la santidad, que volvería a desarrollar en "Simón del desierto" y en "Nazarín". La película está escrita por Luis Alcoriza y Luis Buñuel y en su guión colaboró también, sin acreditarse, el escritor Max Aub.