LOS NIÑOS DEL CURA (2013)

    11
    Titulo original: Svecenikova djeca
    Año: 2013
    País: Serbia – Croacia
    Duración: 93 min.
    Dirección: Vinko Bresan
    Guión: Vinko Bresan, Mate Matisic y Mate Matisic
    Música: Mate Matisic

    Intérpretes

    Kresimir Mikic, Niksa Butijer, Marija Skaricic, Inge Appelt, Petar Atanasoski, Ana Begic, Mile Blazevic, Goran Bogdan, Zdenko Botic, Niko Bresan, Vinko Bresan, Ivan Brkic, Dusan Bucan, Senka Bulic, Nika Burdjelez, Toncica Celjuska, Filip Detelic, Jadranka Djokic, Matej Dubravcic, Renne Gjoni, Lana Huzjak, Ljubomir Jurkovic, Jagoda Kralj, Filip Krizan, Drazen Kuhn, Orijana Kuncic, Tihana Lazovic, Ivan Maloca, Ana Maras, Petar Marsh, Stojan Matavulj, Toma Matisic, Branko Menicanin, Vedran Mlikota, Stjepan Peric, Katarina Plazibat, Marinko Prga, Janko Rakos, Lazar Ristovski, Snjezana Sinovcic, Una Siranovic, Marija Stimac, Nada Surjak, Marko Svagusa, Silvije Tomasevic, Andrijana Vickovic, Dara Vukic, Mladen Vulic y Ljubo Zecevic.

    Premios

    Seleccionada para la Sección Oficial en competición en el Festival de Karlovy Vary. Nominada a la Mejor Comedia en los Premios Europeos del Cine.

    Sinopsis

    Don Fabián (Kresimir Mikic) es un joven sacerdote que llega a una pequeña isla en Dalmacia, en el Mar Adriático. Preocupado por el dramático descenso de la natalidad e inspirado por la fe católica, decide agujerear los preservativos antes de ponerse a la venta para que la situación cambie. Pronto contará con dos cómplices: Peter (Niksa Butijer), el quisquero, y Marin (Drazen Kuhn), el farmacéutico, que unen fuerzas para eliminar todos los métodos de control de natalidad existentes en la isla. El plan parece salir a la perfección y pronto se suceden los nacimientos y bodas, atrayendo la atención del Papa, que decide visitar la isla.

    Comentario

    Una pintoresca comedia balcánica del croata Vinko Bresan sobre un sacerdote que perfora los condones de sus feligreses para fomentar la natalidad. Una película con diálogos muy elaborados, sin grandes pretensiones, que combina un humor bastante inocente, son una superficial crítica a la Iglesia.