LOS MUELLES DE NUEVA YORK (1928)

    34
    Titulo original: The Docks of New York
    Año: 1928
    País: EE.UU.
    Duración: 76 min.
    Dirección: Josef Von Sternberg.
    Guión: Jules Furthman y John Monk Saunders, basado en su historia "The Dock Walloper".
    Música: Robert Israel (2010) y Donald Sosin

    Intérpretes

    George Bancroft, Betty Compson, Olga Baclanova, Clyde Cook, Mitchell Lewis, Gustav von Seyffertitz, Guy Oliver, May Foster, Lillian Worth, Richard Alexander, George Irving, John Kelly, Charles McMurphy y Bob Reeves.

    Sinopsis

    Bill Roberts (George Bancroft), un rudo maquinista de un barco que se encuentra descargando en los muelles de Nueva York, sale en busca de diversión con un permiso de ocho horas. En los muelles, Sadie (Betty Compson), una prostituta pretende suicidarse arrojándose al mar, pero Bill salva la vida a la mujer que se ha arrojado al agua. La lleva a su casa y trata de animarla al ver que está sumida en una depresión, hastiada por la sordidez del ambiente en que transcurre su existencia. Pasar la noche juntos en una taberna del puerto. Durante la madrugada y en plena borrachera, Bill decide casarse con Sadie. Para ello saca a un pastor de su cama y roba un vestido de novia. La muchacha parece fascinada por aquel inesperado giro de su vida. Pero al amanecer Bill vuelve a su barco intentando olvidar la locura que ha cometido, sin despedirse siquiera. Otro marino intenta cortejar a Sadie, y es asesinado por la mujer que abandonó tiempo atrás, Lou (Olga Baclanova), otra prostituta de los muelles. Lou es acusada del crimen, pero Lou, que es su amiga, declara ser su autora. Sin embargo Sadie no se libra de la amenaza de la justicia, ya que se ve inculpada por el robo del vestido de novia. Entretanto, Bill se da cuenta de que ama a la mujer con la que se casó borracho, y decide volver junto a ella cuando el barco sale del puerto. Bill se presenta ante el juez, confiesa haber robado el vestido y, condenado a dos meses de cárcel, pide a Sadie que le espere.

    Comentario

    Una de las grandes obras maestras del periodo mudo del gran director Josef Von Sternberg. Drama e intriga se dan la mano en una historia trágica pero llena de poesía, situada en los muelles de la ciudad de Nueva York pero rodada íntegramente en estudio, lo que provoca que el director pueda manejar la luz a su antojo. La niebla, la noche, el alcohol, la diversión, el mundo metido en una taberna portuaria y una mirada sobre los valores morales son los elementos básicos de un relato con los ambientes y los personajes favoritos de Sternberg.