LOS MIÉRCOLES NO EXISTEN (2015)

    Titulo original: Los miércoles no existen
    Año: 2015
    País: España
    Dirección: Peris Romano
    Guión: Peris Romano
    Música: José Vinader

    Intérpretes

    Inma Cuesta, Andrea Duro, Alexandra Jiménez, María León, William Miller, Eduardo Noriega, Gorka Otxoa

    Sinopsis

    Mara (Inma Cuesta) es una mujer con carácter, con las ideas muy claras en lo que a su carrera profesional se refiere pero un tanto indecisa emocionalmente. Prefiere dejarse llevar e ir tomando las oportunas decisiones según van llegando. No le gusta nada planificar su futuro, pero hay un problema: que lo comparte con César (Gorka Ochoa). Él, por el contrario, es un tipo tradicional, que prefiere moverse en una cierta estabilidad, formar una familia y tener una casa con jardín, eso que se llama una “vida normal”. La casa que les muestra Irene (Alexandra Jiménez) parece perfecta para él, pero no lo es tanto desde la perspectiva de ella, que a partir de ese momento comienza a replantearse su relación y lo que en verdad quiere hacer con su vida, en la que, tal vez, ya no haya espacio para César. Ahora, cuando él se cree feliz, con planes de boda de por medio, y a punto de lograr la vida que siempre ha deseado, todo se derrumba. Pero la vida da muchos giros, esos que hacen que César acabe con Patricia (María León), aunque en el fondo siga sin olvidar a su ex. Con el objetivo de animar a su amigo, Hugo (William Miller) saldrá una noche de fiesta con César y conocerán a Paula (Andrea Duro), que les propone hacer un trío. Una idea interesante si no fuese porque Paula es la hermana de Irene (Alexandra Jiménez), con la que acabó tras su despedida de soltera. Desde entonces, Irene no le ha vuelto a ver, y ahora está casada con Pablo (Eduardo Noriega), que tras ser despedido del trabajo se cruzará con Mara (Inma Cuesta), con la que intercambiará su teléfono.

    Comentario

    Una comedia coral y urbana de muchos personajes cuyas historias se entrecruzan que nació con vocación de guión de cine, pero que antes salió adelante como obra de teatro, que se desarrolla en un Madrid castizo e idílico, que entrecruza historias y personajes, con canciones como nexo entre unas y otras. Escrita y dirigida por Peris Romano (“8 citas”) es una película luminosa llena de saltos en el tiempo que Romano escribió para ser llevada al cine, pero que, ante las dificultades de producción para sacarlo adelante, lo convirtió en obra de teatro. Su éxito en las tablas propició que finalmente se pudiese llevar a la pantalla con gran parte de los actores que la interpretaron en la escena.