LOS HOMBRES QUE HACÍAN PELÍCULAS: SAM FULLER

    16
    Titulo original: The men who made the movies: Sam Fuller
    Año: 1973
    País: EE.UU..
    Duración: 57 min.
    Dirección: Richard Schickel.
    Guión: Richard Schickel.

    Sinopsis

    Comentario

    Richard Schickel, crítico cinematográfico, escritor, guionista y productor de programas especiales para la televisión, ha escrito varios libros sobre películas y sobre rodajes, entre los que destaca The men who made the movies, entrevistas con algunos de los más distinguidos directores norteamericanos, a partir del cual, Richard Schickel realizó una serie documental para la televisión. Uno de los capítulos de dicha serie es el dedicado a Samuel Fuller, director, actor, productor, guionista y novelista estadounidense, célebre por las producciones de bajo presupuesto y buena calidad que realizó sobre la marginación social y el crimen. Nacido en Worcester, Massachusetts, y de nombre completo Samuel Michael Fuller, comenzó su carrera como periodista encargado de la sección de sucesos del periódico New York Graphic cuando tenía 17 años. Durante la década de 1930, viajó por Estados Unidos cubriendo noticias para los periódicos Graphic y San Diego Sun. Además, durante este periodo escribió historias cortas y novelas, y en 1935 publicó Burn Baby Burn, la primera de una serie de novelas sensacionalistas de aventuras. Fuller inició su carrera en el mundo del cine como guionista, contribuyendo al guión de Fuera sombreros (1936), un musical sobre el mundo del periodismo. A lo largo de la década de 1930, escribió los guiones de muchas otras películas antes de alistarse en el ejército de Estados Unidos durante la II Guerra Mundial (1939-1945). Sirvió en la primera división de infantería en el norte de África y en Europa. En 1944 dejó el ejército. En 1946 se trasladó a Hollywood y debutó como director con Balas vengadoras (1948), un retrato psicológico de Robert Ford, el asesino del forajido estadounidense Jesse W. James. Fuller se labró una reputación como director de películas de acción, con un toque muy personal, con sus siguientes trabajos, entre los que destacan el western The Baron of Arizona (1950), y dos largometrajes de guerra: Casco de acero (1950) y Fixed Bayonets! (1951). Fue ampliamente aclamado por la crítica por