LOS HIJOS DE LA NOCHE (1939)

    444
    Titulo original: Los hijos de la noche / I Figli della notte
    Año: 1939
    País: España - Italia
    Duración: 93 min.
    Dirección: Benito Perojo
    Guión: Benito Perojo y Aldo Vergano, con diálogos adicionales de Miguel Mihura, basado en la comedia de: Leandro Navarro y Adolfo Torrado.
    Música: Jesús Guridi, José Muñoz Molleda, Juan Mostazo y Constantino Ferri.

    Intérpretes

    Estrellita Castro, Miguel Ligero, Julio Peña, Alberto Romea, Hortensia Gelabert, Pedro Fernández Cuenca, Blanca Pozas, Emilio García Ruiz, Lili Vincenti, Giovanni Grasso, Walter Grant, Renato Alberini, Raoul Azzali, Antonietta Marchi, Livia Minelli, Matilde Vázquez y Liliana Zanardi.

    Sinopsis

    Un grupo de personas marginales celebran la Nochebuena cantando y bailando por la calle. Paralelamente, Don Francisco (Alberto Romea), un millonario, celebra la fiesta ofreciendo una gran cena a sus amigos. El millonario recibe un telegrama de su hermana de América que le anuncia su visita después de más de veinte años sin verse. Don Francisco, que siempre hizo ver a su hermana Doña Irene (Hortensia Gelabert) a través de las cartas que lleva una vida ordenada con sus hijos, necesita a dos personas que simulen este papel. Aconsejado por su mayordomo Severo (Pedro Fernández Cuenca), los ladronzuelos la Inglesita (Estrellita Castro) y el Piruli (Julio Peña) se hacen pasar por sus hijos, y Currinchi (Miguel Ligero) por el profesor de ambos. La hermana del millonario se encuentra encantada con sus falsos sobrinos y aunque finalmente se desvela todo el enredo, ya encariñada con ellos decide llevárselos a América a empezar juntos una nueva y honrada vida.

    Comentario

    Finalizada su estancia en Alemania, Benito Perojo y su troupe se trasladan a Italia para continuar realizando un cine marcadamente costumbrista y folclórico, como vuelve a ser este filme, que recrea las andanzas de tres indigentes en su difícil aventura de conseguir el sustento diario. Miguel Ligero, Estrelita Castro y Julio Peña integraron este trío calavera en una comedia donde no faltan el humor, la picaresca y las canciones, que se rodó en los estudios romanos de Cinecittá.