LOS GAVILANES DEL ESTRECHO (1953)

0
LOS GAVILANES DEL ESTRECHO (1953)

En los turbulentos años del principio del siglo XIX, Napoleón era dueño absoluto de todo el continente europeo, y para mantener esta hegemonía mundial solo le falta dominar a Inglaterra, parapetada tras las aguas del Canal de la Mancha y defendida por una poderosa flota. En estas circunstancias Napoleón ordena la construcción de una poderosa flota y al mismo tiempo encarga a sus espías los planes de defensa de los ingleses. Estos también pretenden conocer los planes del Emperador, y consiguen introducir una bella espía en su estado mayor, Droucette (Yvonne de Carlo), que debe informar a los ingleses de la inminente invasión planeada por Napoleón. Pero hay unos personajes que nunca se inclinaron por ninguno de los dos bandos, los pescadores de ambos lados del canal, que más que pescadores actuaban como contrabandistas, siempre dispuestos a sacar el máximo provecho de las situaciones y a hacer el juego al mejor postor. Casualmente, uno de estos contrabandistas, Gilliat (Rock Hudson) la encuentra cuando desembarca en las costas francesas, al que engaña para que la dejen seguir y averiguar los planes del ataque de la flota francesa. Cuando ha averiguado lo suficiente, tras suplantar a una condesa, Gilliat la ve hablando con el jefe del espionaje francés, y la rapta.