LOS CLARINES DEL MIEDO (1958)

    47
    Titulo original: Los clarines del miedo
    Año: 1958
    País: España
    Duración: 81 min.
    Dirección: Antonio Román
    Guión: Antonio Vich y Ángel María de Lera, basado en la novela homónima de Ángel María de Lera.
    Música: Manuel Parada

    Intérpretes

    Francisco Rabal, Rogelio Madrid, Silvia Solar, Manuel Luna, José Marco Davó, Miguel Ángel Gil de Avalle, Mario Morales, Ángel Ortiz, José María Labernier, Rosita Valero, Luis Roses, Francisco Bernal, Manuel Braña, Ángel Álvarez, Félix Briones, Josechu Pérez de Mendoza, Pilar Gómez Ferrer y José María Laverne.

    Sinopsis

    «Filigranas» y «Aceituno» son los dos toreros contratados para la capea de un día de fiestas en un pueblo de Castilla «Filigranas» es todo ilusión y sueños, un joven limpiabotas con ganas de triunfar; por el contrario, «Aceituno» es un torero mayor, desencantado y un desengañado de la fiesta por el miedo que le dan los toros. En el paseo de la mañana conocen a «Fina», a la que «Filigranas» promete brindar el toro si se decide a asistir a la corrida, a la que ella acude ilusionada. Al querer «Filigranas» lucirse y triunfar, es cogido y muerto por el toro. «Aceituno», que no acudió al quite por miedo, en un arranque de valor ante la muerte de su amigo, termina con el toro después de una faena temeraria, por lo que un periodista le ofrece ventajosos contratos si se decide volver a los toros. Al despedirse «Aceituno» de «Fina», después de haber velado el cadáver de «Filigranas», le promete regresar a por ella si algún día se decide a volver a los toros y triunfar en ellos.

    Comentario

    Antonio Román lleva a la pantalla una novela de Antonio María de Lera, en torno a dos toreros, uno mayor y desencantado y el otro joven e ilusionado, son contratados para torear una triste corrida en un olvidado pueblo castellano, que dan una negra visión de este tradicional espectáculo con un tono de amargura social. A destacar los brillantes trabajos interpretativos de Francisco Rabal (actor que dio vida a bastantes toreros a lo largo de su trayectoria artística) y de Rogelio Madrid.