LOS ARISTÓCRATAS DEL CRIMEN

    Titulo original: The killer elite
    Año: 1975
    País: EE.UU.
    Duración: 122 min.
    Dirección: Sam Peckinpah.
    Guión: Stirling Silliphant y Marc Norman, basado en la novela homónima de Robert Rostand.
    Música: Jerry Fielding.

    Intérpretes

    James Caan, Robert Duvall, Arthur Hill, Bo Hopkins, Mako, Burt Young, Gig Young, Tom Clancy, Tiana Alexandra, Walter Kelley, Kate Heflin, Sondra Blake, Carole Mallory, James Wing Woo, George Cheung, Hank Hamilton, Victor Sen Tung, Tak Kubota, Rick Alemany, Johnnie Burrell, Billy J. Scott, Simon Tam, Arnold Fortgang, Tommy Rush y Eddy Donno.

    Sinopsis

    Mike Locken (James Caan) y George Hansen (Robert Duvall) trabajan en una empresa asociada a la CIA, para la que realizan misiones que deben permanecer lejos del alcance de la opinión pública y sobre los que la CIA prefiere mantenerse al margen. Ambos, son amigos, expertos tiradores y los mejores a la hora de matar, por lo que se encargan de las misiones más turbias y peligrosas de la CIA. Durante el transcurso de una misión, Mike resulta gravemente herido por los disparos de varios ex compañeros suyos, entre los que estaba George. En el incidente, un cliente con el que estaba hablando resultó muerto, y los impactos que recibe Mike en el codo y en la rodilla le dejan, prácticamente, convertido en un inválido. Debido a ello, Mike, se ve obligado a retirarse, llegando a cobrar el retiro, Mike luchará para llegar, otra vez, a valerse por si mismo y, sobre todo, para vengarse de George, por haberle disparado. Tiempo después, Mike se ha recuperado bastante y recibe le encargo de proteger a un dirigente político asiático, al que una organización pretende matar. El asesino a sueldo contratado para acabar con la vida del político es George, por lo que, los dos amigos se encontrarán en lados opuestos.

    Comentario

    Violento y desesperado thriller de acción de Sam Peckinpah, extraño híbrido entre la intriga policiaca tradicional y el subgénero de artes marciales made in Hong Kong, que por entonces aún no se habían extendido y proliferando por el cine occidental como ahora, con excelentes actuaciones de James Caan y Robert Duvall, varios años después de coincidir en la primera entrega de la saga de El Padrino, que encarnan a dos asesinos a sueldo que trabajan en los asuntos más turbios de la CIA. Un accidente hace que durante un tiempo deban estar alejados y la casualidad hará que se vuelvan a encontrar pero esta vez en lados opuestos.