LOS AÑOS MÁS BELLOS DE UNA VIDA (2019)

    19
    Titulo original: Les plus belles années d‘une vie
    Año: 2019
    País: Francia
    Duración: 90 min.
    Dirección: Claude Lelouch
    Guión: Claude Lelouch y Valérie Perrin, con diálogos adicionales de Pierre Uytterhoeven
    Música: Calogero y Francis Lai

    Intérpretes

    Jean-Louis Trintignant, Anouk Aimée, Souad Amidou, Antoine Sire, Marianne Denicourt, Monica Bellucci, Tess Lauvergne, Laurent Prudhomme, Jean-Yves Cressenville, Bernard Warnas, Benjamin Patou, Laurent Dassault, Vincent Vinel, Rémi Bergman, François Coupel y Carol Oriot-Couraye.

    Premios

    Seleccionada para Sección Oficial fuera de concurso del Festival Internacional de Cine de Cannes

    Sinopsis

    Un hombre, Jean-Louis Duroc (Jean-Louis Trintignant) y una mujer, Anne Gauthier (Anouk Aimée) hace 50 años, vivieron una historia de amor fulgurante, inesperada, atrapada en un paréntesis convertido en un mito. En la actualidad, él, antiguo piloto de carreras vive, ya octogenario, en una residencia de Varengville-surMer, en Normandía sumido en sus recuerdos y se pierde un poco por los caminos de su memoria, sobre todo en la historia de amor que vivió con Anne a la que conoció en el internado de sus respectivos hijos, Antoine (Antoine Sire) y Françoise (Souad Amidou). Antoine entonces intentará ayudar a su padre a reencontrar a la mujer que no supo guardar junto a él, pero a quien rememora continuamente… Anne volverá a ver a Jean-Louis y reanudará su historia donde la dejaron.

    Comentario

    Tercera secuela de "Un hombre y una mujer" (1966) que a su vez tuvo una primera secuela, “Un hombre y una mujer 20 años después” (1986), las tres dirigidas por Claude Lelouch y protagonizadas por Anouk Aimée y Jean-Louis Trintignant. Según Claude Lelouch asegura que la película condensa toda la emoción, la sorpresa, la destrucción el humor y las contradicciones que existen en la base de todas las historias de amor. La película se rodó en 13 días sin ensayos previos para captar la naturalidad sin analizar o intelectualizar las cosas.