LOLA MONTES

    23
    Titulo original: Lola Montès
    Año: 1955
    País: Francia – Alemania
    Duración: 115 min
    Dirección: Max Ophüls
    Guión: Max Ophüls y Annette Wademant, con diálogos de Jacques Natason, basado en la novela “La Vie Extraordinarie de Lola Montès”, de Cécil Saint-Laurent
    Música: Georges Auric

    Intérpretes

    Martine Carol, Peter Ustinov, Anton Walbrook, Henri Guisol, Lise Delamare, Paulette Dubost, Oskar Werner, Jean Galland, Will Quadflieg, Helena Manson, Germaine Delbat, Willy Eichberger, Jacques Fayet, Friedrich Domin, Werner Finck, Ivan Desny, Béatrice Arnac, Maurice Barnay, Charles Bayard, Ady Berber, Jacqueline Canterelle, Alain Clairfond, Yvonne Dany, Eddy Debray, Roger Dutoit, Jeanine Fabre, Anton Färber, Jean Filliez, Aimée Fontenay, Otto Friebel, Margarete Haagen, Harry-Max, Heinrich Hauser, Hélène Iawkoff, Walter Kiaulehn, Alfons Kiechle, Daniel Mendaille, Bob Morel, Bernard Musson, Marcel Ophüls, Léon Pauléon, Helge Pawlinin, Billy Phillipsen, Claude Pinoteau, Suzanne Pinoteau, Philippe Richard, Willy Rösner, Yves Rozec, Hans Schwarz Jr., Leo Siedler, Victor Tabournot, Maguy Vernadet, Victor Vina, Alexander von Malachowsky, Elinor von Wallerstein y Gustav Waldau.

    Sinopsis

    Lola Montes (Martine Carol) es una mujer de legendarias dotes de seducción, que tuvo amantes famosos y desconocidos, que fue reina en salones europeos y que ahora vive vendiendo esos recuerdos de glorias pasadas en el escenario de un circo francés instalado en Nueva Orleans (Louisiana), en un momento indeterminado que se sitúa entre 1855 y 1860, mientras realiza números acrobáticos. Los recuerdos en flashbacks se ubican, entre 1825 y 1850, en Paris, Munich, Viena y otras ciudades europeas y en un crucero en barco, narrados por un maestro de ceremonias (Peter Ustinov) y respondiendo preguntas del público. La antigua cortesana y bailarina Lola Montes, conocida en toda Europa, que dice ser española sin serlo, recuerda su vida escandalosa ante un público ávido de relatos sensacionalistas. Responde a las preguntas que le formulan y realiza un arriesgado número acrobático. Entre sus amantes se cuentan Franz Liszt (Will Quadflieg), el rey Luis I de Baviera (Anton Walbrook), artistas, militares, empresarios, estudiantes, etc. De temperamento independiente y aventurero, es liberal, lujuriosa, fumadora de tabaco, atractiva y seductora. Tras una vida intensa e itinerante, prematuramente envejecida, termina trabajando como telonera en este circo.

    Comentario

    Una de las películas más célebres de Max Ophüls, director de títulos como “La ronda” (1950), “El placer” (1951) o “Madame de…” (1953), que se basa en el personaje real de una famosa cortesana del siglo XIX, una gran mujer, de nombre real María Dolores Elisa Regina Gilbert o María Rosa Gilbert, según las fuentes, amante de muchos hombres importantes, entre ellos del músico Franz Liszt o del rey Luis I de Baviera, prematuramente envejecida a causa de una vida de excesos, convertida en la atracción de un circo de Nueva Orleáns, donde un maestro de ceremonias narra su vida al público mientras ella realiza un pequeño número acrobático. Fue la última película en la filmografía de Ophüls, narrada a base de numerosos flash backs, y la única que hizo en color, para la que desarrolló un relato que se separaba en gran medida del tiempo y del espacio y que se presenta rodeado de una atmósfera onírica e irreal. Una joya sobre la memoria, el deseo y la soledad