LOCURAS DE VERANO

0

A gran velocidad, el tren se aproxima a Venecia. Jane Hudson (Katharine Hepburn), una secretaria estadounidense, realiza el sueño de su vida y con su cámara va filmando desde la ventanilla cuantos paisajes le parecen más sugestivos. Tras una serie de pintorescos incidentes tras su llegada a Venecia, se instala en la pensión Fiorina. Venecia es diferente, la gente, el ruido, sus canales, el color, incluso el aire, se le antojan románticos. Al día siguiente, sentada en un café de la plaza de San Marcos, Jane nota que es observada por un hombre bien parecido y que, sin lugar a dudas, es italiano. Nerviosa, vuelve a la pensión. Un día sale de compras y entra en una tienda de antigüedades, resultando ser el dueño de la misma Renato de Rossi (Rossano Brazzi), el italiano de la plaza de San Marcos. Jane le compra una copa cuya antigüedad le es asegurada por el propietario. Esta copa y su antiguo propietario comienzan a observar a Jane, que decide tener un recuerdo de la tienda de Renato y la filma con su cámara. Inopinadamente, Jane se cae al canal. Al volver a la pensión tiene la sorpresa de encontrarse con Renato, que la invita a salir por la noche y empieza la aventura para esta secretaria. Renato, no obstante, le confiesa que está casado, aunque no es feliz con su mujer desde hace mucho tiempo. Jane se ha enamorado por primera vez en su vida, aunque sabe que ese amor no tiene ningún futuro.