LEJOS DEL MAR (2015)

    16
    Titulo original: Lejos del mar
    Año: 2015
    País: España
    Duración: 105 min.
    Dirección: Imanol Uribe
    Guión: Daniel Cebrián e Imanol Uribe
    Música: Antonio Meliveo

    Intérpretes

    Elena Anaya, Eduard Fernández, José Luis García Pérez, Eva Almaya, Teresa Arbolí, Maika Barroso, Silvia Conesa, Olivia Delcán, Adrián Hernández, Ignacio Mateos, Verónika Moral, Juan Motilla, Martxelo Rubio, Susi Sánchez, Manuel Tallafé y Camino Texeira.

    Premios

    Seleccionada para la Sección Oficial fuera de concurso del Festival Internacional de Cine de San Sebastián

    Sinopsis

    Santi (Eduard Fernández), un etarra sale de la cárcel tras 20 años preso como consecuencia de la doctrina Parot. En la prisión hizo amistad con un preso común y sabe que ahora, con una enfermedad terminal, vive sus últimos días con su familia en la costa de Almería. Sin otra perspectiva en su vida, decide ir a visitarle. Sin dar ninguna explicación a nadie sobre su identidad, alquila una casa en la zona del Cabo de Gata donde se instala. Un día saliendo del hospital de visitar a su amigo, se cruza con una joven doctora que al verle se desmaya. Él aun no lo sabe, pero la mujer, Marina (Elena Anaya), es la hija del militar que mató en San Sebastián, que vio como su padre moría ante sus ojos. Marina prepara su venganza. Se hace con la pistola reglamentaria de su padre y empieza a vigilar a Santi. A nadie le cuenta lo que pretende ni desvela a nadie la identidad del amigo de su paciente que ha venido del norte.

    Comentario

    Imanol Uribe vuelve de nuevo a mirar al terrorismo etarra, con una historia que se desarrolla en la actualidad, cuando ETA ya ha dejado de matar, con una película con la que el cineasta quiere cerrar sus aproximaciones al tema. La película presenta una nueva variación del llamado Síndrome de Estocolmo, y guarda una relación bastante directa con “La muerte de Mikel” y “Días contados”, dos películas de Uribe en las que también hay una relación de pareja muy extrema y que llevan a cuestas un pasado nada común: El director se aleja aquí de la política directa para incidir en como los personajes están presos por los acontecimientos del pasado. Los dos protagonistas viven una relación torturada, dañada. Son dos personajes muy tocados, cada uno por sus motivos. Él porque tiene detrás una historia por la que está íntimamente arrepentido. No es un arrepentido político, es un arrepentido moral. Ella por el daño que eso le produjo. Habla de la relación entre víctima y verdugo y al revés. Una película dura, áspera y muy polémica porque el guion apenas explica las reacciones de los personajes. Y con un final desconcertante abierto a todo tipo de interpretaciones.