LE SEGUÍAN LLAMANDO TRINIDAD (1971)

0
LE SEGUÍAN LLAMANDO TRINIDAD (1971)

A Trinidad (Terence Hill), uno de los pistoleros más rápidos del lejano Oeste y a su hermano mayor, un granuja peor que él apodado el niño (Bud Spencer), no les sale nada bien. Su último golpe, el asalto a una diligencia, resulta un fracaso total por no llevar nadie dinero encima. El azar hace que se encuentren en su camino a una chica, que les conduce a un pueblo en el que la gente les toma por Rangers. Allí les tratan como a príncipes pero a cambio deben poner a raya a una banda de forajidos que tienen al pueblo atemorizado. La situación se complicará mucho cuando aparezcan los verdaderos Rangers.