LAS RAZONES DEL CORAZÓN

    Titulo original: Las razones del corazón
    Año: 2011
    País: México - España
    Duración: 139 min.
    Dirección: Arturo Ripstein
    Guión: Paz Alicia Garciadiego, inspirado en “Madame Bovary” de Gustave Flaubert.
    Música: David Mansfield

    Intérpretes

    Arcelia Ramírez, Vladimir Cruz, Plutarco Haza, Patricia Reyes Spíndola, Alejandro Suárez, Pilar Padilla, Paola Arroyo, Carlos Chávez, Eligio Meléndez , Marta Aura, Horacio Garcia Rojas, Harold Torres, Piedad Montero y Norma Pablo.

    Premios

    Seleccionada para la Sección Oficial del Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

    Sinopsis

    Emilia (Aracelia Ramírez), un ama de casa agobiada por la medianía de su vida, por su marido fracasado, y por su maternidad agobiante y mal llevada, con una hija que la supera, siente que se le derrama el vaso de la vida. El mismo día en que la abandona Nicolás (Vladimir Cruz), su amante cubano distante, la tarjeta de crédito, con la que ha jugado al gato y al ratón durante meses, la embarga y su madre (Marta Aura) se niega a ayudarla. Ante su apartamento vacío y desolado, la mujer decide suicidarse. Curiosamente, su muerte acerca al marido cornudo y al amante esquivo.

    Comentario

    Una nueva vuelta de tuerca en el mundo de degradación y asfixia de sus personajes, característica habitual del cine del mexicano Arturo Ripstein, que aquí, a partir de un guión de su esposa la guionista Paz Alicia Garciadiego, se inspira de “Madame Bovary”, de flaubert, adatada a la realidad mexicana. Es una historia densa, apoyada en los diálogos, y opresiva, a lo que también contribuye la fotografía. De la historia de Flaubert solo permanece el esquema argumental, todo lo demás está condensado en la casa de la protagonista creado una especie de historia sobre la desesperación del amor con la paradoja final de que el intento de suicidio de la mujer acercará al amante que la había abandonado y al marido engañado. Lo interesante es que Ripstein trata no solo de mostrar las razones de Emilia, su protagonista, sino también las del marido y el amante, e incluso las de la portera de la finca, testigo de todo que no ayuda en nada a Emilia.