LAS QUE TIENEN QUE SERVIR (1967)

    28
    Titulo original: Las que tienen que servir
    Año: 1967
    País: España
    Duración: 78 min.
    Dirección: José María Forqué
    Guión: José Luis Dibildos, basado en la obra de teatro homónima de Alfonso Paso.
    Música: Antón García Abril Temas musicales: “Amor tímido”, interpretado por Los Condes; y “El conde solitario”, interpretado por Los Condes.

    Intérpretes

    Concha Velasco, Amparo Soler Leal, Laura Valenzuela, Manolo Gómez Bur, Alfredo Landa, José Sazatornil, Margot Cottens, Lina Morgan, Florinda Chico, Álvaro de Luna, William Layton, King Black, Charles Stalmaker y José María Tasso.

    Sinopsis

    En la casa de los Stevens, Johnny (William, Layton) y Margaret (Margot Cottens), situada en una urbanización cercana a Madrid en la que solo viven norteamericanos de ,a base de Torrejón, trabajan como criadas las extremeñas Juana (Concha Velasco) y Francisca (Amparo Soler Leal), que gozan de mucha más libertad que sus compañeras que sirven en otras casas. Tienen una cocina electrónica y tratan de imitar y hacer suyas las ideas sobre la democracia y las relaciones hombre-mujer de los norteamericanos. A diario van a visitarlas el vago Antonio Ponce de León (Alfredo Landa), que es medio novio de Juana, después que huyera de Alemania porque allí le obligaban a trabajar, y el huevero Lorenzo de Soto (Manolo Gómez Bur), que pretende a Francisca, prototipos del español media, cuyos celos son constantes, pero sus relaciones van de mal en peor a medida que las muchachas tratan de imitar más a los norteamericanos. Durante la fiesta de cumpleaños de Johnny Stevens, a la que invitan a sus vecinos la teniente Sheila (Laura Valenzuela) y su marido el catalán Peter Puig (José Sazatornil), y sus amigos Nathan (Charles Stalnaker) y Spencer (Álvaro de Luna), además de las criadas y sus amigos, Nathan propone a Juana que se casen, ante la indignación de Antonio Ponce de León, que hace que la fiesta finalice en una pelea. Sin embargo Juana llega a irse con Nathan, pero vuelve cuando comprende que solo pretendía acostarse con ella, y tras la explosión de la cocina electrónica, las chicas deciden irse a servir a casa de unos señores de Bilbao, lo que les parece muy bien a sus amigos porque allí se comerá muy bien.

    Comentario

    Amable comedia de José María Forqué sobre las populares “chachas” de los 50 y 60 del pasado siglo, basada en una obra de teatro de Alfonso Paso, escrita y producida por José Luis Dibildos. Esta fue la única producción de Dildos para Forqué.: La comedia toca superficialmente y de soslayo las diferencias entre las formas de vivir norteamericana y española de la época, sin profundizar en temas sólidos.