LAS NIÑAS BIEN (2018)

    Titulo original: Las niñas bien
    Año: 2018
    País: México
    Duración: 93 min.
    Dirección: Alejandra Márquez Abella
    Guión: Alejandra Márquez Abella y Monika Revilla, basado en el libro de Guadalupe Loaeza.
    Música: Tomás Barreiro Temas musicales: Premio a la Mejor Actriz (Ilse Salas) en el Festival de La Habana.

    Intérpretes

    Ilse Salas, Flavio Medina, Cassandra Ciangherotti, Paulina Gaitan, Johanna Murillo, Jimena Guerra, Ana José Aldrete, Pablo Chemor, Claudia Lobo, Diego Jáuregui, Daniel Haddad, Rebecca de Alba, Azul Alenka, Nicolas Andreu, Alfonso Borbolla, Alejandro Caballero, Jeronimo Gonzalez Capdevielle, Mateo González Capdevielle, Mercedes Hernández, Alejandra Maldonado, Gabriel Nuncio, Isabel Ramos, Regina Flores Ribot, Julián Segura, Fernando Villa y Tomihuatzi Xelhuantzin.

    Premios

    Biznaga de Oro a la Mejor Película, Biznaga de Plata al Mejor Guion y Biznaga de Plata al Mejor Montaje.

    Sinopsis

    México, 1982. En medio de casas de lujo, autos Grand Marquis y música de Julio Iglesias, Yuri y Menudo, Sofía (Ilse Salas) es una mujer de clase alta que vive una vida fácil y llena de lujos junto a sus amigas en medio de casas de lujo, autos Grand Marquis y música de Julio Iglesias, Yuri y Menudo. Pero todo está llegando a su fin con la profunda crisis que azota México, que también afectará a la empresa de su marido. Pese a hacer lo posible para guardar las apariencias, poco a poco, Sofía tendrá que decir adiós a todos esos excesos y entender que forma parte de un mundo que desaparece.

    Comentario

    Narrada con una estética de anuncio de Channel, la película sigue a unas familias ricas mexicanas en sus relaciones sociales lideraras por una sofisticada mujer que se verá enfrentaba a su caída social en los años del gobierno de José López Portillo, donde mujeres de clase alta ven cómo su modo de vida empieza a derrumbarse por la profunda crisis económica. La película posee una mirada, entre irónica y distante a las clases ricas, que viven en su burbuja de lujo, para mostrar todo un baño de realidad. Está narrada de forma amable, con bastante ironía y mucha mala leche.