LAS LARGAS VACACIONES DEL 36 (1976)

    36
    Titulo original: Las largas vacaciones del 36
    Año: 1976
    País: España
    Duración: 101 min.
    Dirección: Jaime Camino
    Guión: Manuel Gutiérrez Aragón y Jaime Camino, según un argumento de Jaime Camino.
    Música: Xavier Montsalvatge. Temas musicales: "La morena de mi copla", interpretada por Anna Ricci; y "El Continental".

    Intérpretes

    Analía Gadé, Ismael Merlo, Ángela Molina, Vicente Parra, Francisco Rabal, José Sacristán, Charo Soriano, Concha Velasco, José Vivó, Karin Pascual, Alejo Oller, Javier Pérez Sala, Jorge Pueyo, Jorge Pons, María Luisa Fernández, Camilo Lomedo, Conchita Bardem y Jarque Zurbano.

    Premios

    Premio FIPRESCI de la Crítica Internacional a la Mejor Película, en el Festival Internacional de Cine de Berlín.

    Sinopsis

    Durante el verano de 1936, el inicio de la guerra civil sorprende a numerosas familias de la burguesía barcelonesa en plenas vacaciones. En un pueblecito cercano a Barcelona, diversas familias amigas (los Cortina, Andreu, Alsina, Pujol y Badía) deciden permanecer en sus residencias veraniegas hasta el final de la guerra que, de esa manera, se convierte en unas largas e inesperadas vacaciones para los niños de esas familias. Hay quienes bajan cada día a la ciudad para atender a su trabajo y los hay también que se instalan en el pueblo para permanecer escondidos por sus ideas antirepublicanas, hasta el triunfo definitivo de las tropas de Franco. Entretanto, grandes y pequeños organizan su propia escuela en uno de los chalets, y es el maestro del pueblo, el señor Ríus (Francisco Rabal), quien atiende al improvisado curso. La guerra, sin embargo, llega con sus ecos aún lejanos: Paco (Vicente Parra), el padre de Quique, y Marta, muere en el frente, como militar al servicio de la República. También llegará la noticia de la muerte en combate del hermano de la sirvienta de los Cortina, Encarna (Ángela Molina). Jorge Cortina (José Sacristán), médico biólogo, atraviesa una crisis de conciencia, pues, aunque partidario de la República, permanece recluído en el pueblecito, con su laboratorio y sus cobayas. Los bombardeos de Barcelona y la prolongación de la guerra hacen que escaseen los alimentos dando lugar a insospechadas peripecias para conseguir comida. Los niños crean una especie de mercado negro y los mayores deben rastrear los contornos en busca de alimentos, que ya sólo obtienen a precio de oro. Quique, el muchacho mayor de la pandilla, descubre el amor y el sexo teniendo su primera experiencia con Encarna, la sirvienta, mientras ignora el amor que Alicia, una de las niñas, siente por él. Conforme se acerca el frente de guerra a Cataluña, la lucha por conseguir alimentos se vuelve despiadada. Quique es llamado a filas donde morirá. Cuando el ejército republicano, en retirada, llega al pueblo, las familias veraneante lo evacuan y regresan a Barcelona. Para los niños será el final de unas largas vacaciones que han durado tres años.

    Comentario

    La primera película que tocaba el tema de la Guerra Civil desde el lado de los republicanos. Una reconstrucción de la retaguardia de la guerra, a través de la vida de un grupo de familias de la burguesía catalana, en la que Jaime Camino introdujo multitud de recuerdos de su infancia. Seis años después, Jaime Camino volvió a retomar el tema en una especie de segunda parte, "El largo invierno", también con la colaboración de Manuel Gutiérrez Aragón en el guión, que muestra el final de la guerra en Barcelona a través de la perspectiva de dos hermanos que militan en bandos opuestos, y del mayordomo encargado de cuidar de la casa familiar durante los 40 años de franquismo.