LAS HERMANAS MUNEKATA (1950)

744
Titulo original: Munekata kyodai
Año: 1950
Fecha de estreno en España: 09-02-2024
País: Japón
Duración: 112 min.
Dirección: Yasujirō Ozu
Guión: Kogo Noda y Yasujirō Ozu, basado en una historia Jiro Osaragi
Música:

Ichiro Saitô.


Intérpretes

Kinuyo Tanaka, Hideko Takamine, Ken Uehara, Sanae Takasugi, Chishû Ryû, Sô Yamamura, Yûji Hori, Tatsuo Saitô, Kamatari Fujiwara, Setsuko Horikoshi, Reikichi Kawamura, Yoshiko Tsubouchi, Atsuko Ichinomiya y Noriko Sengoku.

Sinopsis

Las hermanas Setsuk (Kinuyo Tanaka) y Mariko (Hideko Takamine) regentan un pequeño bar en Tokio. Pese a haber crecido juntas, no pueden ser más distintas: Setsuko, la mayor, viste kimono tradicional y se casó muy joven con Mimura (Sô Yamamura), un hombre triste y que bebe en exceso; Mariko, la menor, prefiere la ropa de estilo occidental y disfrutar de los pequeños placeres de la vida. Mariko Munekata vive en Kioto, en casa de su hermana mayor Setsuko. El abismo entre ellas se reduce con el regreso del anticuario Hiroshi (Ken Uehara), el gran amor de juventud de Setsuko. Convencida de que todavía hay sentimientos entre ambos, Mariko tratará de revivir a toda costa la pasión entre Hiroshi y su hermana. El único problema es que ella también está secretamente enamorada de él.

Comentario

Un clásico del japonés Yasujiro Ozu, un melodrama sobre el alcoholismo y los celos que une tradición y modernidad, que duante 20 años fue imposible ver en occidente por oscuras razones legales, donde ni existían copias ni estaba en DVD o plataformas, a excepción de una edición española en vídeo. Podría parecer que el guion de la película adolece de un carácter metafórico demasiado evidente: el Japón de antaño está a punto de desaparecer y el de hoy se debate entre el apego a la tradición y la entrada sin ambages en un nuevo mundo inspirado en Occidente. El propio Ozu parece reivindicar esta dimensión del análisis al iniciar su película con una clase de anatomía en la facultad de medicina totalmente innecesaria para la trama. Pero la película va mucho más allá de la disección de la sociedad japonesa de posguerra que, sin duda, contiene.