LAS BALLENAS DE AGOSTO (1987)

    158
    Titulo original: The whales of August
    Año: 1987
    País: EE.UU.
    Duración: 90 min.
    Dirección: Lindsay Anderson
    Guión: David Berry, basado en su obra de teatro homónima.
    Música: Alan Price.

    Intérpretes

    Lillian Gish, Bette Davis, Vincent Price, Ann Sothern, Harry Carey Jr., Frank Grimes, Margaret Ladd, Tisha Sterling, Mary Steenburgen, Frank Pitkin y Mike Bush.

    Premios

    Oscar: Nominada a la Mejor Actriz Secundaria (Ann Sothern)

    Sinopsis

    Libby Strong (Bette Davis), una mujer ciega, y su hermana Sarah (Lillian Gish) pasan el que tal vez sea su último verano en su casa de Maine, frente al mar, en la que fueron felices de jovencitas y desde cuyo porche veían, en el horizonte de la bahía, las ballenas. Viejas ya las dos, viven del recuerdo de sus difuntos esposos. Separada de su hija, la autoritaria y exigente Libby empieza a sacar quicio a su hermana, una mujer protectora y amable, con el resultado de que Sarah, aunque dulce y tranquila, con un espíritu sensible que ha soportado duras pruebas, piensa pedir a la hija de Libby que tome sobre sí la responsabilidad de cuidar a su madre, cada vez más intratable. Entre sus visitantes se cuentan el señor Maranov (Vincent Price), un aristócrata ruso emigrado de avanzada edad que siempre ha sido huésped de mujeres ricas y cuya última anfitriona acaba de fallecer, y Tisha Doughty (Ann Southern), una vecina amable aunque un tanto chiflada y entrometida, que encuentra exasperantes las actitudes autoritarias y de superioridad de Lilly. Joshua (Harry Carey Jr.) es el hombre habilidoso que, a petición de Sarah, debe instalar una ventana panorámica, pero esto es algo a lo que se opone Libby, que insiste egoístamente de que ella y su hermana ya son demasiado viejas para renovaciones de cualquier índole. Durante una invitación a cenar, la dulce y cruel Libby informa a Maranov sin rodeos de que en su casa no encontrará ningún refugio y, con triste dignidad, el viejo gigoló admite que él ya no espera nada de la vida. Más tarde, Sarah se excusa ante él por la grosería de la vida. Cuando llega un agente de la propiedad inmobiliaria, avisado por Tisha, que cree que la casa está en venta, Sarah lo despide muy enojada. Poco a poco las dos hermanas acaban por reconocer su mutua interdependencia y Libby cede lo suficiente como para que Joshua instale la ventana panorámica.

    Comentario

    Serena y hermosa película, basada en una obra de teatro de David Barry, que supuso el último trabajo para la gran pantalla de Lillian Gish, la musa de las películas de D. W. Griffith, que a lo largo de casi un siglo protagonizó títulos como “El nacimiento de una nación”, “Intolerancia”, “Lirios rotos”, “El viento”, “Duelo al sol” o “La noche del cazador”) y de Bette Davis (“Eva al desnudo”, “La heredera”), que tras este trabajo aún haría una colaboración en “Wicked Stepmother”. La película también supuso el último trabajo de Ann Sothern, que fue nominada al Oscar por él, uno de los últimos de Vincent Price y que contó también con la presencia de Harry Carey Jr., un reparto irrepetible y en permanente estado de gracia, que es lo mejor del filme. Se trata de una reflexión sobre el paso del tiempo, sobre la vejez y sobre como es difícil llegar a realizar las ilusiones que se han trazado de niños.