LAS AGUAS BAJAN NEGRAS (1948)

    24
    Titulo original: Las aguas bajan negras
    Año: 1948
    País: España
    Duración: 99 min.
    Dirección: José Luis Sáenz de Heredia
    Guión: Carlos Blanco basado en la novela “La aldea perdida”, de Armando Palacio Valdés
    Música: Jesús García Leoz y Manuel Parada

    Intérpretes

    Charito Granados, Adriano Rimoldi, Mary Delgado, José María Lado, Luis Pérez de León, Mario Berriatúa, Tomás Blanco, Julia Caba Alba, Raúl Cancio, Carlos Casaravilla, Fernando Fernández de Córdoba, Félix Fernández, José Jaspe y Antonio Riquelme

    Premios

    Premio del Círculo de Escritores Cinematográficos al Mejor Actor Secundario (Luis Pérez de León)

    Sinopsis

    Asturias, 1839. Durante la primera guerra entre carlistas e isabelinos, Beatriz (Mary Delgado), la hija de un coronel isabelino, se casa en secreto con un capitán carlista (Raúl Cancio). Ella debe partir con su padre hacia Cuba y cuando el capitán acude en secreto a verla, es matado por los liberales. Beatriz, viuda, da a luz a una niña llamada Carmina (Charito Granados), que queda al cuidado de Felicia y Goro. Pasan los años y en Asturias se inicia la fiebre minera. Las tierras son expropiadas a los campesinos, a los que se les ofrece la posibilidad de trabajar en las minas de carbón. Carmina está enamorada de Nolo (Adriano Rimoldi), un joven minero. Pero también el pagador de la mina está enamorado de Carmina y pretende violentar a la muchacha. Ella, engañada, acude a la mina donde lucha ferozmente con el hombre cuando se da cuenta de sus pretensiones. El pagador resulta muerto y ello desencadena una tragedia.

    Comentario

    Drama decimonónico de José Luis Sáenz de Heredia, basada en la novela de Armando Palacio Valdés “La aldea perdida”, con guión de Carlos Blanco. Transcurre durante la 1ª Guerra Carlista en Asturias, en una aldea donde existe una mina de carbón. En el filme prevalece sobre la trama el conflicto que se planteó en el siglo pasado entre la bucólica Asturias campesina y la nueva Asturias minera.