LACOME LUCIEN

    15
    Titulo original: Lacombe Lucien
    Año: 1974
    País: Francia
    Duración: 141 min.
    Dirección: Louis Malle.
    Guión: Louis Malle y Patrick Modiano.
    Música: Django Reinhardt.

    Intérpretes

    Pierre Blaise, Aurore Clément, Holger Löwenadler, Therese Giehse, Stéphane Bouy, Loumi Iacobesco, René Bouloc, Pierre Decazes, Jean Rougerie, Cécile Ricard, Jacqueline Staup, Ave Ninchi, Pierre Saintons, Gilberte Rivet, Jacques Rispal, Jean Bousquet, Franz Rudnick, Jean-Louis Blum, Claude Marcan, Jean Maurat, Gabriel Cabessut y Mimi Juskiewenski.

    Sinopsis

    Comienza el verano de 1944, el estruendo de la Segunda Guerra Mundial continúa abatiéndose sobre Europa. En Francia, la resistencia combate a las tropas nazis ocupantes y a los colaboracionistas. Lucien (Pierre Blaise), un adolescente francés de diecisiete años, abandona, por unos días, el hospital en el que trabaja y se marcha a su pueblo natal, Figeac. Al llegar a la granja familiar, le espera una sorpresa; su padre ha sido hecho prisionero por los alemanes y su madre vive con otro hombre. El joven no es bienvenido. Tras abandonar la casa, Lucien intenta sumarse a la Resistencia pero es rechazado por el jefe de la unidad que actúa en la región. Poco después, es detenido por un grupo de franceses que colaboran con el ocupante. Enfrentado a una situación que le sobrepasa, el confundido muchacho se une a los nazis.

    Comentario

    Louis Malle reflexiona sobre los límites difusos de la moral y de la ideología, situando la acción en un contexto concreto, a finales de la Segunda Guerra Mundial, cuando la Francia ocupada se oponía al régimen colaboracionista de Vichy. Para Lucien, un joven campesino galo, resistir o colaborar con el invasor no es una cuestión de principios, sino el único camino para sobrevivir o conseguir lo que desea. En 1974, año en que se rodó la película, los franceses preferían mantener escondida en algún lugar remoto de la memoria colectiva, en el profundo silencio del olvido, la dualidad de su comportamiento durante los años en que la patria fue conquistada por los nazis. Louis Malle, siempre dispuesto a pagar el precio exigido por sacudir las conciencias de los espectadores, recrea la eterna disputa por mantener en equilibrio tres de las fuerzas que mueven al ser humano a actuar o permanecer pasivo: la conciencia, la voluntad y la razón.