LA VENGANZA DE ULZANA (1972)

    Titulo original: Ulzana’s Raid
    Año: 1972
    País: EE.UU
    Duración: 103 m.
    Dirección: Robert Aldrich.
    Guión: Alan Sharp.
    Música:

    Frank De Vol.


    Intérpretes

    Burt Lancaster, Bruce Davidson, Jorge Luque, Richard Jaeckel, Joaquín Martínez, Lloyd Bochner, Karl Swenson, Douglas Watson, Dian Hamilton y John Pearce.

    Sinopsis

    Un indio apache chiricaua llamado Ulzana (Joaquín Martínez), junto a otros nueve guerreros se escapa de la reserva india en que han sido confinados por el Gobierno de los Estados Unidos. Desde Fort Lowell se organiza una patrulla para perseguir y capturar a los huidos, al mando de un joven e idealista teniente sin ninguna experiencia con los indios llamado De Buin (Bruce Davidson), que está apoyado por dos exploradores. Uno, McIntosh (Burt Lancaster) es blanco, y el otro, Kenitay (Jorque Luque) es un apache chricaua, como Ulzana. Este, desde que se fugó de la reserva ha sembrado el terror y la muerte en todo el territorio. Ulzana, conocedor del terreno, nunca da la cara y engaña continuamente a la patrulla que le sigue. En una de estas estratagemas los soldados persiguen a un grupo de caballos sin jinetes, mientras que Ulzana y los suyos, guiados por un muchacho, abandonaron sus monturas y caminan a pie en otra dirección. Cuando la patrulla llega a un rancho destruido dónde sólo permanece con vida una mujer, McIntosh opina que es el momento propicio para esperar a Ulzana, que necesitando caballos se verá obligado a atacar, pero el dar escolta hasta el fuerte a la superviviente obliga a dividir la tropa. Los que se quedan organizan todo para ser atacados en el lugar que más les conviene.

    Comentario

    Veinte años después de que Robert Aldrich como director y Burt Lancaster como protagonista, inaugurasen el western pro-indio con Apache, retoman el tema con una película del oeste mucho más triste y desencantada que aquella en su visión del calvario sufrido por el pueblo indio. Lancaster incorpora a un viejo explorador llamado John McInstosh, en claro homenaje John McIntire, que había interpretado un papel parecido en Apache. Robert Aldrich vuelve a demostrar su maestría en el western con una película de tintes muy negros y crueles, abandonando cualquier tentación sentimental, que cuenta con una magistral interpretación de Burt Lancaster.