LA TORRE DE SUSO (2007)

    215
    Titulo original: La torre de Suso
    Año: 2007
    Fecha de estreno en España: 09-11-2007
    País: España
    Duración: 100 min.
    Dirección: Tom Fernández
    Guión: Tom Fernández
    Música:

    Javier Tejedor.


    Intérpretes

    Javier Cámara, Gonzalo de Castro, César Vea, José Luis Alcobendas, Malena Alterio, Mariana Cordero, Fanny Gautier y Emilio Gutiérrez Caba

    Premios

    Premios Goya: Nominada a la Mejor Dirección Novel, al Mejor Actor de Reparto (Emilio Gutiérrez Caba) y al Mejor Actor Revelación (Gonzalo de Castro).
    Festival Internacional de Cine de San Sebastián: Seleccionada para la Sección Zabaltegi.


    Sinopsis

    Cundo (Javier Cámara) es un treintañero que regresa a Asturias, tras diez años de ausencia, para asistir al entierro de su amigo Suso. Cundo era el líder de su grupo de amigos. Huyó a Argentina para olvidar sus problemas con las drogas y se fue sin Suso. A su vuelta, trata de reconciliarse con sus fantasmas del pasado, con su ex novia Rosa (Fanny Gautier) ahora casada con su mejor amigo, con su ex amante Marta (Malena Alterio) a la que ni siquiera recordaba y con sus padres, Tino (Emilio Gutiérrez Caba) y Mercedes (Mariana Cordero), que siguen viviendo en el pueblo. El plan de Cundo es pasar unos días en casa, emborracharse con los viejos amigos y salir corriendo otra vez. Pero no va a ser tan fácil. Los cabos sueltos que dejó en Asturias hace años exigen una solución. Cuando Cundo descubre que Suso tenía un sueño sin acabar, construir una torre, se empeña en llevar a cabo su sueño y construir su torre. Una última oportunidad para que los amigos hagan algo juntos. Y puede que Cundo, al fin, haga las cosas bien: que reconstruya su vida, su familia, encuentre a la mujer de su vida y su sitio en el mundo, el sitio que Suso le dejó al irse.

    Comentario

    Suso viene a ser la parábola perfecta de la juventud perdida, la falta de motivación y la necesidad (el ahogo incluso) de llenar las manos vacías cuando aún se está a tiempo. No es ésta una crónica de la amistad y los buenos tiempos, no; ese sería el primer espejismo. Se trata más bien de lo contrario: de enfrentarse a uno mismo, hacer balance, y sentir un pellizco de vértigo. Es decir: que el debutante Tom Fernández no nos está sirviendo una comedia light para consumo mayoritario. No sólo es eso “La torre de Suso”: es además –y sobre todo- una reflexión en torno a las mentiras, las culpas, las coartadas que cada cual se van montando en la vida. Un tinglado, una auténtica torre (la verdadera) que, llegado a un punto, nos obliga finalmente a mirar desde arriba con perspectiva, a decidir, y a optar, entre seguir mareando la perdiz...o parar, y hasta tirarla abajo, para empezar de nuevo. La larga carrera del Tom Fernández /guionista está aquí, se ve en primer plano y supera sin duda al Fernández/realizador; muy bien, el retrato de la pandilla, los amiguetes, los diálogos... Javier Cámara cumple con creces, desde luego, pero es que tiene alrededor un grupo muy bien elegido. Hay, en todo caso, algunas pinceladas facilitas, situaciones previsibles (demasiada insistencia en esa madre que -como Buñuel contaba también- tira la comida en cuanto le hacen un feo). Pero tiene “La torre de Suso” la virtud de la modestia, un planteamiento discreto, ajustado, que sin embargo consigue enganchar al espectador, a partir precisamente de “una nadería” con mucha miga dentro.