LA TENTACIÓN VIVE ARRIBA

    17
    Titulo original: The Seven Year Itch
    Año: 1955
    País: EE.UU.
    Duración: 100 min.
    Dirección: Billy Wilder
    Guión: Billy Wilder y George Axelrod, basado en la obra de George Axelrod.
    Música: Alfred Newman. Tema musical: Concierto para dos pianos, de Sergei Rachmaninov.

    Intérpretes

    Marilyn Monroe, Tom Ewell, Evelyn Keyes, Sonny Tufts, Robert Strauss, Oskar Homolka, Marguerite Chapman, Victor Moore, Roxanne Arlen, Donald MacBride, Carolyn Jones, Steven Benson, Butch Bernard, Dorothy Ford, Doro Merande, Ron Nyman, Ralph Sanford y Mary Young.

    Sinopsis

    Richard Sherman (Tom Ewell) está resignado a pasar el verano en solitario, tras acompañar a su mujer, Helen (Evelyn Keyes), y su hijo Ricky (Butch Bernard) a la estación para abandonar nueva York en busca de unas tranquilas vacaciones en estos meses de calor. Tras dejarlos en la estación, Richard regresa a su hogar y comienza a idear planes para hacer más llevadera su estancia de soltero, que se presenta como aburrida y sin grandes emociones. Pero la situación cambia radicalmente cuando a la vecina del segundo piso, se le cae una maceta en la ventana de Richard y baja a recogerla. La chica (Marilyn Monroe) es una modelo publicitaria de televisión rubia y muy explosiva que despierta las fantasías del pobre Richard. Éste, la invita a tomar una copa y, deslumbrado por la muchacha, se imagina ser un Casanova. Sueña fáciles conquistas de las que son protagonistas su sirvienta, su secretaria y una conocida, con las que vive intensos amores. Su sueño es interrumpido por el portero, que viene a recoger las alfombras. Le convence para que vuelva más tarde y, al preparar la bebida para su vecina, ésta se percata de su anillo de boda y le confiesa su alegría por cuanto se siente más segura al tener que tratar con un responsable y consciente hombre casado. Preocupado por la intensidad de sus sueños, Richard visita a un psiquiatra, que le tranquiliza explicándole que todo es debido a una crisis muy común que ocurre en el séptimo año de matrimonio. Pero su tranquilidad es efímera: la vecina del segundo se traslada al apartamento de Richard con la excusa de que el suyo no tiene aire acondicionado.

    Comentario

    Película que supone la cima de la fama de Marilyn Monroe. En ella consigue darle la vuelta al personaje de rubia frívola y atontada que la condujo al éxito y reírse un poco de ella misma. La película incluye, además, una de las escenas más clásicas de su filmografía, la de su falda blanca levantada por el aire de las rejillas del metro, que se ha convertido en uno de los hitos de la historia del cine y en un indiscutible icono del siglo XX. Este filme es, junto a Con faldas y a lo loco, también de Billy Wilder, el que permitió a Marilyn demostrar sus grandes (e infravaloradas) aptitudes para la comedia (mermadas por su poca disciplina y puntualidad en los rodajes). El modélico guión de George Axelrod, repleto de diálogos ingeniosos y malintencionados, tiene una perfecta traslación a la pantalla por parte de Wilder, que se mueve con especial soltura entre el registro costumbrista y el onírico que recrea las ensoñaciones del protagonista.