LA SOMBRA DEL PASADO (2018)

    25
    Titulo original: Werk ohne Autor
    Año: 2018
    País: Alemania – Italia
    Duración: 188 min.
    Dirección: Florian Henckel von Donnersmarck
    Guión: Florian Henckel von Donnersmarck
    Música: Max Richter

    Intérpretes

    Tom Schilling, Sebastian Koch, Paula Beer, Saskia Rosendahl, Oliver Masucci, Cai Cohrs, Ina Weisse, Evgeniy Sidikhin, Mark Zak, Ulrike C. Tscharre, Bastian Trost, Hans-Uwe Bauer, Hanno Koffler, David Schütter, Franz Pätzold, Hinnerk Schönemann, Jeanette Hain, Jörg Schüttauf, Johanna Gastdorf, Florian Bartholomäi, Jonas Dassler, Ben Becker, Lars Eidinger, Johannes Allmayer, Bruno F. Apitz, Martin Baden, Anke Sabrina Beermann, Antonia Bill, Inga Birkenfeld, Viktor Bleischwitz, Lutz Blochberger, Rainer Bock, Martin Bruchmann, Pit Bukowski, Michaela Caspar, Christian Donner, Matthi Faust, Luc Feit, Konstantin Frolov, Zviad Gamsachurdia, Sven Gerhardt, Bella Gurevich, Sven Habermann, Hannes Hellmann, Alexis Henckel von Donnersmarck, Mina Herfurth, Lisa Hoffmann, Robert Homann-Cauquil, Eva Maria Jost, Benjamin Lillie, Jacob Matschenz, Stefan Mehren, Manfred Möck, Oskar Müller, Andreas Nickl, Jörg Pose, Igor Possewnin, Rainer Reiners, Anton Rubtsov,l Theresa Schneider, Rudolph Sebastian, Linda Svobodová, Marlene Tanczik, Chris Theisinger, Oleg Tikhomirov, Juta Vanaga, Axel Wandtke, Manuel Zschunke, Adrian Zwicker y Mandy M. Haupert.

    Premios

    Seleccionada para el Festival Internacional de Cine de Venecia

    Sinopsis

    La película comienza con la hermosa e intensa relación de un niño artista llamado Kurt Barnert (Tom Schilling) y su tía Elisabeth (Saskia Rosendahl).Ambos visitan la famosa exposición itinerante sobre el «arte degenerado», organizada por Hitler en 1937 para mostrar a los alemanes la naturaleza corrupta y enfermiza del arte de Chagall, Klee, Grosz, Kandinsky, Mondrian, Dix y Van Gogh. Elisabeth, una apasionada amante de la música y las artes visuales, acude a la exposición para admirar las obras y transmitir su pasión a su nieto, a quien enseña a «no apartar nunca la mirada». Una pasión manifestada con demasiado fervor, y que causará el internamiento de la joven en un asilo y su posterior sentencia a muerte en la cámara de gas, igual que los judíos en los campos de concentración. Kurt crece y observa los horrores de la guerra (Dresde fue completamente destruida por los bombardeos aliados). Entonces decide convertirse en pintor, asiste a la academia y aprende en la nueva república socialista que los cuadros de Picasso son decadentes y antidemocráticos porque el arte debería servir al pueblo. Se casa, sin saberlo, con Ellie (Paula Beer), la hija del ginecólogo Carl Seeband (Sebastian Koch) responsable de la muerte de su tía, que logró escapar a la persecución de las SS. Para escapar del comunismo, el joven cruza la frontera justo antes de que se levante el muro. Los cines de Berlín Oriental proyectan “Psicosis”, de Hitchcock. Kurt llega en 1961 al efervescente y libre mundo estudiantil de la Academia de Düsseldorf, donde da clases un artista en el que el público reconocerá a Joseph Beuys. El gran chamán performer despierta el talento del joven protagonista, que comienza a plasmar recuerdos enterrados en la profundidad de su conciencia aprovechando imágenes de periódicos y su álbum de fotos. El arte se convierte en la coherencia, la verdad y la auténtica fuerza.

    Comentario

    Una película histórica inspirada en hechos reales, que abarca tres periodos clave de la historia de Alemania, dirigida por el alemán Florian Henckel von Donnersmarck (“The Tourist”, “La vida de los otros”) y protagonizada por Tom Schilling (“La dama de oro”, “Suite francesa”), Sebastian Koch (“La vida de los otros”, “El puente de los espías”, “La chica danesa”), Paula Beer (“En tránsito”, “El valle oscuro”) y Saskia Rosendahl (“Wild, Weissensee”). Nominada a dos Oscars, cuenta la historia de un artista que vive en la Alemania comunista. Enamorado de su compañera de clase, se enfrenta a la desaprobación del padre de ella. Lo que no saben es que sus destinos están unidos por un crimen ocurrido en los años del nazismo. La idea de este thriller psicológico procede de un libro sobre Gerhard Richter, famoso por sus fotografías pintadas y su arte abstracto, en el que von Donnersmarck descubrió un hecho especialmente escalofriante sobre la vida del artista nacido en Dresde: el padre de la chica con la que se casó fue el doctor de las SS a cargo del programa de eutanasia del Tercer Reich que ejecutó a la querida tía de Richter. A pesar de que los nombres se han cambiado, el film cuenta en definitiva la vida de este artista alemán, desde el nazismo hasta el régimen comunista de Alemania Oriental.