LA REINA DE LOS CONDENADOS

    31
    Titulo original: The Queen of the Damned
    Año: 2002
    País: EE.UU. - Australia
    Duración: 104 min.
    Dirección: Michael Rymer
    Guión: Scott Abbott y Michael Petroni, basado en las novelas Crónicas vampíricas, de Anne Rice.
    Música: Jonathan Davis y Richard Gibbs. Temas musicales: Forsaken, interpretado por Jonathan Davis; Redeemer, interpretado por Jonathan Davis; System, interpretado por Jonathan Davis; Slept So Long, interpretado por Jonathan Davis; Not Meant for Me, interpretado por Jonathan Davis; Body Crumbles, interpretado por Dry Cell; Cold, interpretado por Static-X; Dead Cell, interpretado por Papa Roach; Stay Down, interpretado por Candyhateful; Excess, interpretado por Tricky; Invitation, interpretado por Robin Casinader; After, interpretado por Wide Open Cage; Temptation, interpretado por Sasha Lazard & E-Day; Headstrong, interpretado por Earshot; Penetrate, interpretado por Godhead; Down with the Sickness, interpretado por Disturbed; Change (In the House of Flies), interpretado por Deftones; Before I'm Dead, interpretado por Kidneythieves; Forsaken, interpretado por David Draiman; y Not Meant for Me, interpretado por Wayne Static.

    Intérpretes

    Aaliyah, Stuart Townsend, Marguerite Moreau, Vincent Perez, Paul McGann, Lena Olin, Christian Manon, Claudia Black, Bruce Spence, Matthew Newton, Tiriel Mora, Megan Dorman, Johnathan Devoy, Robert Farnham, Conrad Standish, Richael Tanner, Christopher Kirby, Miguel Ayesa, Joe Manning, Pip Mushin, Kat Rodees, Christopher Connelly y Renee De Bondt.

    Sinopsis

    Lestat (Stuart Townsend) lleva voluntariamente más de un siglo bajo tierra. Pero está aburrido de esa vida solitaria; una noche escucha acordes que lo atraen, es una banda que ensaya en un departamento cercano a su tumba. Lestat se sacude un poco el polvo y va a inspeccionar el origen de ese sonido fascinante. Lo que encuentra es un grupo de muchachos vestido a lo vamp style, con bodypearcing, tattoos y maquillaje dark. La música es endiabladamente fuerte y corrosiva como para corresponderse con su atrevido y nocturno gusto musical. Lestat asume el liderazgo de la banda y se lanza en su carrera musical consiguiendo un éxito avasallador. Conciertos multitudinarios por todas partes, cobertura en las más influyentes revistas de rock y chicas dispuestas a todo por compartir una noche con el vampiro Lestat, en su morada. Porque justamente, lo que despierta el delirio de sus fans y el enojo de los otros vampiros es que se reconoce abiertamente como vampiro frente a las cámaras de TV e invita a todos sus congéneres a encontrarse en «el valle de la muerte», en un superconcierto organizado para provocar, y tentar, a los que pretenden destruirle. Los vampiros responden a su llamada, llegando de todo el mundo para silenciar al traidor de una vez por todas. Por otro lado, nos encontramos con Jesse (Marguerite Moreau) y su obsesión de por los vampiros. Jesse sufre alucinaciones desde pequeña, lo que la lleva luego de un largo camino de investigación, a contactar directamente con Lestat. Ahora ella lo conoce muy bien gracias a un diario que cae en sus manos. Así, descubre también a Akasha (Aaliyah), la reina de los vampiros, una sanguinaria reina egipcia, fundadora de la especie que fue desterrada al sueño eterno por su ambición de sangre sin límites y que duerme en su cripta. Madre de todos los vampiros, descansa desde hace siglos esperando el momento adecuado para levantarse de nuevo y hacerse con el dominio del mundo. La música de Lestat es la revelación que ha estado esperando y desea que él reine a su lado para conseguir

    Comentario

    El australiano Michael Rymer (Angel baby, Juego de confidencias, Perfume...) se inspira en el segundo libro de la trilogía Crónicas vampíricas, de Anne Rice (la primera parte, Entrevista con el vampiro, fue llevada al cine por Neil Jordan) para realizar La reina de los condenados, cuyo guión es obra de Scott Abbott (Dorothy Dandrige) y de Michael Petroni (La peligrosa vida de Altar Boys). En La reina de los condenados, tras un sueño de más de cien años, el rebelde vampiro Lestat vuelve a la vida en nuestros días, convertido en una estrella del rock. La fuerza de su música despierta a la más poderosa de las vampiresas, la egipcia Akasha, la reina de los condenados, que fue desterrada al sueño eterno por su ambición de sangre sin límites. Akasha regresa con sed de venganza y pronto urde un plan para dominar la Tierra con Lestat a su lado. Pero en su camino se interpondrán otros vampiros, además de una joven contrincante que está enamorada de Lestat y que no le pondrá las cosas nada fáciles. El encargado de darle vida a Lestat es el irlandés Stuart Townsend (Atrapada, Como pez en el agua), y La reina de los condenados está interpretada por la cantante Aaliyah, que debutó en el cine con Romeo debe morir y que falleció en accidente de avión poco después de terminada la película. Completan el reparto Marguerite Moreau (Somos los mejores, Mi gran amigo Joe) y dos destacados intérpretes europeos, Vincent Perez (La reina Margot, Soñé con África) y Lena Olin (Chocolat, La novena puerta).