LA REINA CRISTINA DE SUECIA (1933)

    Titulo original: Queen Christina
    Año: 1933
    País: EE.UU.
    Duración: 97 min.
    Dirección: Rouben Mamoulian
    Guión: : H.M. Harwood, con diálogos de S.N. Behrman, basado en una historia de Margaret P. Levino y Salka Viertel
    Música: Herbert Stothart

    Intérpretes

    Greta Garbo, John Gilbert, Ian Keith, Lewis Stone, Elizabeth Young, C. Aubrey Smith, Reginald Owen, Georges Renavent, David Torrence, Gustav von Seyffertitz, Ferdinand Munier, Richard Alexander, Hooper Atchley, Barbara Barondess, Wade Boteler, James Burke, Cora Sue Collins, Muriel Evans, Edward Gargan, Sam Harris, Paul Hurst, Gladden James, Fred Kohler, Frank McGlynn Jr., Edward Norris, Bodil Rosing, Tiny Sandford, C. Montague Shaw y Akim Tamiroff.

    Premios

    Seleccionada para el Festival Internacional de Cine de Venecia

    Sinopsis

    La Guerra de los Treinta Años está en pleno apogeo. El ejército sueco, al mando del rey Gustavo Adolfo (C. Montague Shaw), lucha por la hegemonía de Europa. Pero las victorias suecas se ven ensombrecidas cuando el rey, al mando de sus tropas, cae en Lutzen en el campo de batalla. Como legítima heredera, sube al trono su hija Cristina (Greta Garbo), a la que sus consejeros le exigen que se case con Carlos de Francia (Reginald Owen), un héroe nacional, por motivos de Estado, lo cual enoja a la soberana y a su consorte, el corpulento conde Magnus (Ian Keith). Huyendo de la corte por las restricciones a las que está sometida por su cargo, la reina Cristina se viste de hombre y en una posada se encuentra con el embajador de España, don Antonio de la Prada (John Gilbert), de viaje hacia la corte, del que se enamora inmediatamente sin que éste sepa que se trata de la soberana. De regreso en la corte, debe recibir en audiencia al nuevo embajador, que llega con una misión especial, pedir la mano de la reina Cristina para el rey de España Felipe IV. La reina Cristina, enamorada de don Antonio, quiere casarse con él, aunque tenga que renunciar a la corona y huir. Sin embargo sin embargo los consejeros de la reina no se lo permiten y la ofenden gravemente. Don Antonio morirá protegiendo el honor de Cristina y ésta renunciará al trono, abdicando y partiendo en busca de la soledad.

    Comentario

    Uno de los grandes éxitos de Greta Garbo, que aquí tiene como oponente una vez más a John Gilbert, actor con el que en aquellos momentos mantenía un intenso romance. La película supuso una gran superproducción para su época, cuidando los decorados, la música y toda la puesta en escena. El director Rouben Mamoulian (“Aplauso”, “El hombre y el monstruo”, “El signo del Zorro”) se apartó de la historia real del personaje (la reina abdicó para cambiar el luteranismo por el cristianismo) para mostrar un melodrama sublime, con algún toque de humor, en el que la reina renuncia al trono por amor de un apuesto y seductor latino.