LA PIEL DURA (1976)

    325
    Titulo original: L’argent de poche
    Año: 1976
    País: Francia
    Duración: 105 min.
    Dirección: François Truffaut.
    Guión: Suzanne Schiffman y François Truffaut.
    Música:

    Maurice Jaubert.
    Tema musical. «Les enfants s’ennuient le dimanche», interpretado por Charles Trenet.


    Intérpretes

    Nicole Félix, Chantal Mercier, Jean-François Stévenin, Virginie Thévenet, Tania Torrens, René Barnerias, Katy Carayon, Jean-Marie Carayon, Annie Chevaldonne, Francis Devlaeminck, Michel Dissart, Michele Heyraud, Paul Heyraud, Jeanne Lobre, Vincent Touly, Claudio De Luca, Franck De Luca, Laurent Devlæminck, Bruno Staab, Sylvie Grezel y Richard Golfier.

    Premios

    Globo de Oro: Nominada a la Mejor Película Extranjera.
    Festival Internacional de Cine de Berlín: Premio Berliner Morgenpost.
    Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci): Seleccionada para la Sección Oficial a concurso.


    Sinopsis

    Historia de la vida cotidiana de un muchacho, sus amigos, su familia, su hermano y la influencia de los adultos sobre él. La película, rodada íntegramente en una ciudad del centro de Francia, desarrolla su acción durante el último mes del curso escolar y encuentra su desenlace en agosto, en una colonia de vacaciones. Los protagonistas son una decena de niños, chicos y chicas cuyas aventuras ilustran, desde el primer biberón al primer beso de amor, las diferentes etapas del trayecto desde la infancia a la adolescencia. Algunos de estos episodios son alegres, otros tristes, algunos son puras fantasías, otros hechos reales crueles, el conjunto quiere ilustrar la idea de que la infancia está a menudo en peligro, pero que goza de algunas ventajas y tiene la piel muy dura. El niño inventa la vida, se golpea, pero desarrolla al mismo tiempo todas las facultades de resistencia.

    Comentario

    Francois Truffaut fue el director francés que mejor supo retratar en la pantalla el mundo de la infancia. Prueba de ello es esta deliciosa película que incide en la influencia de los adultos en el mundo de los niños. Tanto en éste como en otros títulos que han abordado esta temática, Truffaut parece haber querido reflejar el abandono e infelicidad que él mismo experimentó durante su infancia. Al igual que en "Los cuatrocientos golpes" o "El pequeño salvaje", Truffaut muestra una gran ternura hacia sus personajes, cuestionando en repetidas ocasiones la incomprensión e intolerancia de los adultos hacia los niños, pero bañando tola la historia con un humor delicioso y sensible.