LA NOCHE OSCURA (1989)

    20
    Titulo original: La noche oscura
    Año: 1989
    País: España - Francia
    Duración: 93 min.
    Dirección: Carlos Saura
    Guión: Carlos Saura, inspirado en “La noche oscura”, de San Juan de la Cruz
    Música: J.S. Bach Temas musicales: “Erbarme dich”, de "St Matthew Passion, BWV244", de Johann Sebastian Bach.

    Intérpretes

    Juan Diego, Fernando Guillén. Manuel de Blas, Francisco Casares. Fermí Reixach, Julie Delpy, Abel Vitón, María Elena Flores, Adolfo Thous y Carlos Velasco.

    Premios

    Seleccionada para la Sección Oficial a concurso del Festival Internacional de Cine de Berlín. Nominada al Goya al Mejor Actor Principal (Juan Diego), al Mejor Actor de Reparto (Fernando Guillen), a la Mejor Fotografía, al Mejor Sonido, al Mejor Diseño de Vestuario, al Mejor Montaje, al Mejor Maquillaje y Peluquería y a los Mejores Efectos Especiales.

    Sinopsis

    En diciembre de 1577, Fray Juan de la Cruz (Juan Diego) viaja hacia el monasterio en Toledo como prisionero con los ojos vendados. Entra en el monasterio y un sacerdote le quita su venda en frente de todos los sacerdotes en el salón. Le obligan comparecer antes de los frailes en el tribunal del monasterio, pero él rechaza obedecer los frailes porque no le pide disculpas para sus reformas. Los frailes le obligan a Juan desnudarse enfrente de todos y ponerse la sotana de la orden del monasterio, pero él lo rechaza. Es conducido a una celda del monasterio de la que después le sacan para azotarle, mientras los monjes cantan himnos religiosos. Después de su primer azote, Juan empieza a crear sus obras de poesía religiosa. Él recita los versos mientras pide a Dios la fuerza para sobrevivir de los que hasta entonces habían sido sus hermanos de religión. Juan recuerda como, tiempo atrás, la Madre Superiora (María Elena Flores) de un convento le presenta a las monjas quienes viven allí. Una de las monjas le mira fijamente, comportamiento que sorprende a Juan. Juan está rezando a Dios en su cuarto cuando aparece la misma monja. Lleva un vestido blanco y está iluminada por el luz de la ventana pequeña. La monja empieza desnudarse delante de Juan. Juan se acerca a ella y le toca mientras le rodea. Pero después de un momento, él aparece muy incómodo y se va alejando de ella. Cuando él se da vuelta, ella había desaparecido. Solo queda su vestido blanco en el suelo. Uno de los frailes del monasterio lee la historia de la monja, Justina, en frente de todos los frailes mientras ellos comen. Ella estaba atormentada por el demonio y acababa de denunciar la iglesia. Los sacerdotes le explican a Juan que él Papa quiere terminar con los Carmelitas Descalzos. Juan está durmiendo en su cama cuando un mano aparece al lado de su cabeza. Aparecen más manos de todos lados de la cama. Las manos rasgan su ropa y arañan su cuerpo mientras él grita. Aparece la imagen de Justina, la monja, pero esta vez, ella lleva un vestido azul oscuro. Las manos desaparecen cuando entra el fraile quien cuida a Juan en la habitación. Juan le dice que son los demonios quienes quieren ocuparse para tentarse. Le dice que él había luchado contra el demonio antes y Juan ofrece decirle al carcelero sobre la primera vez que el demonio trató a ocupar su mismo. Juan cuenta la historia de una mujer en el convento donde personas van a escuchar a sus historias porque aparecían dictados del demonio. La escena cambia a las memorias de la misma mujer, Justina, que se retuerce en la tierra y dice que el demonio le posea. Ella tira una cruz de la habitación. La escena cambia otra vez a otro recuerdo de Juan cuando entra en el cuarto de Justina y ve a alguien en la cama de Justina manteniendo sexuales con ella. Juan interrumpe la cena y lectura de la Biblia del líder de los sacerdotes para decir que se siente orgulloso de sí mismo. Pero, cuando el sacerdote le pide que repita lo que acaba de decir, él pide disculpas y dice que su interrupción fue un momento de debilidad. Reafirma sus creencias sobre sus reformas y dice que ellos, los frailes en el monasterio, están equivocados sobre sus creencias tradicionales. En junio, Juan oye la voz de Justina y le dice que salga del monasterio para cumplir un trabajo más importante en el mundo exterior. Rasga su sotana para crear una cuerda. Cuando el carcelero le permite usar los servicios, Juan rompe la cerradura de su puerta. En la noche, se escapa del monasterio desde la ventana descendiendo con su cuerda.

    Comentario

    El trabajo de los actores Juan Diego, en el personaje de Fray Juan de la Cruz, de Fernando Guillén, como el del hermano del carcelero, junto con una sobria y ascética puesta en escena, en la que resalta el trabajo de iluminación de Teo Escamilla, suponen los aspectos artísticos más destacables de este biopic de Carlos Saura sobre el creador de una de la obras cumbres de la poesía española,”La noche oscura”, San Juan de la Cruz.