LA MUJER ES UN BUEN NEGOCIO

    334
    Titulo original: la mujer es un buen negocio
    Año: 1976
    País: España - México
    Duración: 107 min.
    Dirección: Valerio Lazarov
    Guión: Antonio de Lara (Tono), Rafael J. Salvia y Alfonso Paso
    Música: Juan Bracons y Manuel Cubedo. Temas musicales: “Pastora”, interpretado por Manolo Escobar; “Me creo el amo del mundo”, interpretado por Manolo Escobar; “Si me quieres tú”, interpretado por Manolo Escobar; “Niña bonita”, interpretado por Manolo Escobar; “Soy soñador”, interpretado por Manolo Escobar; “Antonio Vargas Heredia”, interpretado por Manolo Escobar; “Me tocó perder”, interpretado por Manolo Escobar; y “Mirando al río”, interpretado por Manolo Escobar.

    Intérpretes

    Manolo Escobar, Antonio Garisa, Iris Chacón, Didi Sherman, Mary Santpere, Fernando Sancho, María Luisa Ponte, Juanito Navarro, Teresa Velázquez, Francisco Camoiras, Emilio Laguna, María Vico, Ángel Álvarez, Javier de Campos, Alfonso del Real, Juan Amigo, Yelena Samarina, José Riesgo, Tony Valento, Antonio Ramis y Manuel Díaz Velasco.

    Sinopsis

    Manolo Alonso (Manolo Escobar) es un humilde limpiabotas que, según su guapa novia Pepa (Didi Sherman), es idéntico, tanto en la voz como en el aspecto físico, al cantante Manolo Escobar. Los dos quieren casarse pero Pepa tiene que mantener a sus padres (Juanito Navarro y María Luisa Ponte) y a su hermano Curro (Emilio Laguna), y con lo que ganan entre los dos no pueden hacerlo. Para sacarse un dinero, un amigo de Manolo, Campeche (Antonio Garisa), le convence para montar un negocio de burros-taxi, organizando excursiones por lugares agrestes de la Costa del Sol con el aliciente de las canciones de Manolo y su atractivo con las turistas. El problema es que la propietaria de los burros y socia capitalista del negocio, una explosiva portorriqueña llamada Alma (Iris Chacón), se encapricha de Manolo en cuanto le conoce, hasta el punto de que le consigue un contrato como cantante con un famoso empresario y llega incluso a fingir un embarazo para retenerle a su lado. Pero no es la única. Pepa, que hace mucho que no ve a Manolo y aconsejada por su hermano Curro, decide hacerle creer también que espera un hijo suyo. Abrumado por los acontecimientos, Manolo vuelve a su trabajo de limpiabotas y se olvida del cante y de los burros. Pero no todo está perdido aún. Gracias a la colaboración de la abogada de su empresario, y a una curiosa coincidencia con Manolo Escobar en el escenario de un teatro, Manolo y Pepa podrán ser felices por fin.

    Comentario

    Uno de los títulos menos conocidos de la amplia filmografía de Manolo Escobar que significó el debut como director de cine de Valerio Lazarov, que lleva su famoso zoom que puso de moda en los primeros 70, a la gran pantalla. Es una película que explota la típica fórmula del doble, tratándose esta vez de un humilde limpiabotas que tiene un sorprendete parecido físico con el cantante. Este hecho reportará tanto ventajas como complicaciones al protagonista. Secundarios como Fernando Sancho, Antonio Garisa y Mary Santpere pusieron la nota de humor a este típico vehículo para el lucimiento de Manolo Escobar