LA MUJER DE VERDE

    48
    Titulo original: The woman in green
    Año: 1945
    País: EE.UU.
    Duración: 67 min.
    Dirección: Roy William Neil.
    Guión: Gene Wilder, Jean-Loup Dabadie e Yves Robert.
    Música: Paul Dessau, William Lava, Hans J. Salter, Paul Sawtell y Frank Skinner.

    Intérpretes

    Basil Rathbone, Nigel Bruce, Hillary Brooke, Henry Daniell, Paul Cavanagh, Matthew Boulton, Eve Amber, Frederick Worlock, Tom Bryson, Sally Shepherd, Mary Gordon, Norman Ainsley, John Burton, Harold De Becker, Leslie Denison, Tony Ellis, Jackie Lou Harding, Alec Harford, Ivo Henderson, Tommy Hughes, Colin Hunter, Olaf Hytten y Boyd Irwin.

    Sinopsis

    La ciudad de Londres está conmocionada por una serie de asesinatos que tienen desconcertado a Scotland Yard. Los asesinatos, aparentemente sin motivo, son de mujeres a las que el asesino corta el dedo índice de la mano derecha. Scotland Yard no tiene ninguna pista para encontrar al culpable. La policía pide ayuda a Sherlock Holmes (Basil Rathbone), que descubre que el asesino debe de ser un desequilibrado por cortar un dedo a sus víctimas, pero cuando la hija de un gentleman descubre a su padre enterrando un dedo en su jardín, acude a Holmes. El detective y el doctor Watson (Nigel Bruce) llegan a la casa demasiado tarde y encuentran al hombre muerto. Holmes llega entonces a la conclusión de que no se trata de un asesino maníaco sino de una despiadada conspiración. No pasa mucho tiempo hasta que se percata que el temible doctor Moriarty (Henry Daniell), su acérrimo enemigo, está detrás de estos crímenes.

    Comentario

    La mujer de verde, titulada en España en el momento de su estreno como El caso de los dedos cortados, está inspirada en el relato de Conan Doyle The Adventure of the Empty House. Sherlock Holmes y Watson deberán investigar una serie de asesinatos cuyas víctimas aparecen con un dedo de la mano cortado. Es en sus aproximadamente veinte minutos finales cuando la película adquiere una gran fuerza visual. Será a partir de la espléndida secuencia en la que se muestran las hipnotizaciones, y en la que es ridiculizado Watson, donde se suceden los mejores momentos de la cinta