LA MUERTE DE STALIN (2017)

    29

    Josef Stalin (Rupert Friend), secretario general de la URSS, escucha en Radio Moscú una pieza que le gusta y pide inmediato su grabación al director de la emisora, Andryev (Paddy Considine). El problema es que el programa no fue grabado y, para evitar reacciones impredecibles hay que volver a interpretarla, pese al cansancio de los músicos, la negativa de la pianista Maria Yudina (Olga Kurylrnko) a hacerlo porque Stalin mandó matar a toda su familia, y otras catástrofes que provocan que la situación alcance niveles disparatados. Aun así se realiza la grabación, que le llega a Stalin con una nota de la pianista donde ella le acusa de haber arruinado al país, un comentario que a él le provoca la risa, un derrame cerebral y la muerte. Es la noche del 2 de marzo de 1953. A partir de ese momento, los posibles sucesores analizan todo lo que han dicho, rebobinan sus palabras por miedo a ser víctimas de ellas, en un juego lingüístico y de anarquía verbal en el que sus sucesores saben que si juegan bien sus cartas, el puesto ahora puede ser suyo.