LA MOSCA

    79
    Titulo original: The Fly
    Año: 1986
    País: EE.UU.
    Duración: 95 min.
    Dirección: David Cronenberg
    Guión: David Cronenberg y Charles Edward Pogue, según un argumento de George Langelaan para la película La mosca, de Kurt Newman, de 1958.
    Música: Howard Shore. Tema musical: Help Me, interpretado por Bryan Ferry.

    Intérpretes

    Jeff Goldblum, Geena Davis, John Getz, Joy Boushel, Leslie Carlson, George Chuvalo, Michael Copeman, David Cronenberg, Carol Lazare y Shawn Hewitt.

    Sinopsis

    Seth Brundle (Jeff Goldblum) es un científico que en su propio laboratorio investiga la transmigración de la materia. Un día muestra los progresos realizados a su novia Verónica (Geena Davis), siempre con objetos inanimados, que se trasladan de una cápsula a otra idéntica, ambas dentro del laboratorio, desintegrando la materia en una y recomponiéndola de forma idéntica en la otra. Sin embargo, llevado por los éxitos, Seth decide experimentar su descubrimiento sobre sí mismo. Se introduce en una de las cápsulas sin advertir que una mosca ha penetrado en el recinto con él. Aparentemente la transmutación parece un éxito, y Seth sale de la segunda cápsula con más energía y vigor que antes, pero su ADN se ha mezclado con el de la mosca y ahora irá descubriendo aterrado como poco a poco, se va transformando en una criatura grotesca, increíblemente ágil, muy fuerte y enloquecido por deseos que no puede controlar, sin que ni siquiera Verónica logre hacer nada por él.

    Comentario

    Partiendo de una historia original de George Langelaan que el guionista y director alemán Kurt Newman convirtió en los años cincuenta en un pequeño clásico del género fantástico, el canadiense David Cronenberg adapta a su peculiar universo fílmico la odisea de un científico que, en pleno experimento de transmigración de la materia, sufrirá una alteración de sus genes que se verán entremezclados con los de una mosca común. El investigador asistirá impotente a la paulatina transformación que sufre su organismo hasta convertirle en una criatura de apariencia monstruosa, incapaz de controlar sus instintos. Excelente trabajo de Jeff Goldblum al que, según confesión propia, Cronenberg eligió por sus ojos saltones como los de las moscas. La atmosférica iluminación del operador Mark Irwin, la inspirada banda sonora de Howard Shore y los impactantes efectos de maquillaje de Chris Walas contribuyen al perfecto funcionamiento del film que conoció una segunda parte igualmente inquietante, que dirigió el propio Walas.