LA MENTIRA DE LANCE ARMSTRONG (2013)

    Titulo original: The Armstrong Lie
    Año: 2013
    País: EE.UU.
    Duración: 124 min.
    Dirección: Alex Gibney
    Guión: Alex Gibney
    Música: Temas musicales: "Cumin Atcha Live", interpretado por Tesla; "Easily", interpretado por Red Hot Chili Peppers; "Long Way Home", interpretado por Tom Waits; "El Viento", interpretado por Manu Chao; y "Set You Free", interpretado por The Black Keys

    Intérpretes

    Lance Armstrong, Reed Albergotti, Betsy Andreu, Frankie Andreu, Johan Bruyneel, Daniel Coyle, Michele Ferrari, George Hincapie, Phil Liggett, Steve Madden, Bill Strickland, Jonathan Vaughters, Emile Vrijman y David Walsh.

    Premios

    Nominada al Mejor Documental en los Premios BAFTA de la Academia de Cine Británico. Presentada fuera de competición en el Festival Internacional de Cine de Venecia.

    Sinopsis

    El prestigioso documentalista Alex Gibney se encontraba en la producción de un documental sobre el regreso de Lance Armstrong a la competición cuando estalló el escándalo: la Agencia Antidopaje estadounidense acusaba al ciclista de doparse sistemáticamente y lo despojaba de todos sus títulos. Al final, el propio Armstrong acabó reconociendo en un programa de televisión la gran mentira… y Alex Gibney estaba allí para contarlo. La película arranca en 2013, después de que a Armstrong le retiraran sus 7 títulos de campeón del Tour de Francia, y ofrece una fascinante mirada íntima al mayor engaño de la historia del deporte. La película arranca en 2013, después de que a Armstrong le retiraran sus 7 títulos de campeón del Tour de Francia, y ofrece una fascinante mirada íntima al mayor engaño de la historia del deporte.

    Comentario

    Documental que descubre uno de los mayores escándalos de la historia del deporte: la confesión de dopaje del ciclista Lance Armstrong, y la posterior pérdida de los 7 títulos de campeón del Tour de Francia. El director Alex Gibney (que ganó el Oscar por el documental "Taxi al lado oscuro") vivió durante cuatro años, y en primera persona, la historia de Lance Armstrong, al ser el encargado de escribir la crónica de su regreso al ciclismo tras su jubilación. Inesperadamente, Gibney también estuvo presente cuando el ciclista admitió públicamente haberse dopado. Las pruebas salieron a la luz a raíz de una investigación criminal federal, que se puso en marcha tras recibir acusaciones públicas de sus ex compañeros de equipo y de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos. Precisamente fue esta institución la que después de diversas investigaciones concluyó que Armstrong contó con "el programa de dopaje más sofisticado, profesionalizado y exitoso en toda la historia del deporte".