LA LUNA ES AZUL

    116
    Titulo original: The moon is blue
    Año: 1953
    País: EE.UU.
    Duración: 99 min.
    Dirección: Otto Preminger.
    Guión: F. Hugh Herbert, basada en su obra de teatro de igual título.
    Música: Herschel Burke Gilbert. Tema musical: The Moon Is Blue.

    Intérpretes

    William Holden, David Niven, Maggie McNamara, Tom Tully, Dawn Addams, Fortunio Bonanova, Gregory Ratoff, Hardy Krüger y Johanna Matz.

    Sinopsis

    En una terraza del Empire State de Nueva York, el arquitecto Donald Gresham (William Holden), un hombre maduro, conoce a Patty O’Neill (Maggie McNamara), una joven aspirante a actriz de origen irlandés, que acaba aceptando una invitación a cenar por parte del arquitecto. En su casa, Donald se siente desconcertado por el comportamiento ingenuo de su joven invitada, que parece ignorar los pudores del lenguaje, sobre todo en lo referente a la virginidad. ¿Qué se esconde tras esta espontaneidad que parece contradecir una educación burguesa y conformista? Cynthia (Dawn Addams), la volcánica novia de Donald, con la que éste se había peleado, interrumpe este encuentro entre los dos. Ella precede a su padre, David Slater (David Niven) un hombre distinguido atraído por las bebidas alcohólicas. Esta doble intromisión no cambia el provocativo lenguaje de Patty. A partir de ese momento, Donald se propone conquistar a la muchacha para convertirla en su amante, a lo que ella se niega poniéndole las cosas difíciles ya que desea llegar virgen al matrimonio. Esto provoca que el arquitecto se pletee el reto de poseerla. A la vez, David Slater también se plantea lo mismo.

    Comentario

    Película que aborda con rara naturalidad el tema de la virginidad y que en su momento hizo tambalearse el férreo Código Hays de censura. Otto Preminger desafió al organismo de autorregulación, llamado Production Code Administration, y no quiso suavizar el lenguaje, manteniéndolo tal y cual estaba en la obra original, y la United Artists decidió lanzar la película aún cuando la PCA había negado su aprobación para la misma porque contenía palabras tan atrevidas como virgen y amante, logrando un espectacular éxito de taquilla. Atención a la breve aparición del gran Gregory Ratoff interpretando a un taxista.