LA LEYENDA DE SWEETY BARRETT

    117
    Titulo original: Tale of Sweety Barrett
    Año: 1998
    País: Irlanda - Alemania
    Duración: 92 min.
    Dirección: Stephen Bradley.
    Guión: Stephen Bradley.
    Música: Stephen McKeon. Tema musical: Baby Won't You Please Come Home, interpretado por Vic Damone.

    Intérpretes

    Brendan O'Carroll, Brendan Gleeson, Tony Rohr, Andrew Scott, Agnes Bernelle, Frankie McCafferty, Kevin Flood, Lynda Steadman, Dylan Murphy, Liam Cunningham, Dawn Bradfield, Cillian Murphy, Dean Griffin, Raymond Kean, Mikel Murfi, Andy Serkis y Paraic Breathnach.

    Sinopsis

    Sweety Barrett (Brendan Gleeson) es un hombre joven con sus facultades mentales ligeramente mermadas y que ha pasado toda su vida en un circo ambulante. Cuando se queda sin trabajo, Sweety, analfabeto, inocente y con mentalidad infantil, encuentra algo que hacer consigo mismo en un pequeño pueblo irlandés, el puerto de Dockery donde llega para buscar empleo, un lugar en el que entablará una tierna amistad con Conor (Dylan Murphy), un chaval de seis años y con su madre Su carácter sencillo e ingenuo le convierten en presa fácil en esta corrupta ciudad de contrabandistas dominada por el cruel Bannis Bone (Liam Cunningham). Sweety es utilizado por Boone y su banda para hacer un trabajo sucio. Cuando Leo (Andy Serkis), el padre de Conor, sale de la cárcel e intenta saldar sus cuentas pendientes con Bone, Sweety se encuentra metido en una peligrosa e inesperada escalada de sucesos. Parece que Bone se ha salido con la suya. Pero Sweeety consigue llevar a cabo una espectacular venganza que le transforma en el héroe redentor de toda la ciudad.

    Comentario

    Un drama con personajes entrañables y momentos llenos de gran ternura, coproducción de Irlanda y Alemania con la que se estrena en el largometraje el director Stephen Bradley. Una bonita historia y un estupendo actor, Brendan Gleeson (El general), que encarna aquí a Sweety Barrett, un hombre al que una serie de circunstancias le acabarán convirtiendo en un héroe fuera de lo común, pero héroe al fin y al cabo. Stephen Bradley comenzó en 1988 como ayudante de producción en Mi pie izquierdo. Trabajó con varias productoras hasta que formó su propia compañía, Temple Films. Fue coproductor de Alsa, de Paddy Breathrach, que ganó el Premio Nuevos Realizadores del Festival de San Sebastián de 1994.