LA HUELLA

    14
    Titulo original: Sleuth
    Año: 2007
    País: Gran Bretaña
    Duración: 94 min.
    Dirección: Kenneth Branagh
    Guión: Harold Pinter, basado en la obra de Anthony Shaffer
    Música: Patrick Doyle

    Intérpretes

    Michael Caine, Jude Law y Harold Pinter

    Premios

    Seleccionada para la competición del Festival Internacional de Cine de Venecia.

    Sinopsis

    Un millonario autor de novelas policíacas llamado Andrew Wike (Michael Caine) recibe en su mansión, una aislada casa señorial clásica por fuera pero completamente remodelada por dentro, con un estilo frío e hipermoderno , cuyos elementos se manejan con un mando a distancia, al joven y desempleado actor Milo Tindle (Jude Law), actual amante de su mujer Marguerite. El motivo del encuentro es hablar de las posibilidades de que el escritor conceda el divorcio a su mujer. Cuando los dos hombres se encuentran, Wyke plantea una serie de cuestiones poco habituales, como la necesidad de garantizar que su esposa siga manteniendo el estilo de vida al que está acostumbrada o la posibilidad de llevar a cabo un robo de joyas en su propia casa. Poco a poco, entre ambos hombres se va estableciendo un enfrentamiento verbal y los dos entrarán en un juego terriblemente serio y sumamente retorcido de manipulaciones psicológicas con consecuencias peligrosas.

    Comentario

    Jude Law y Michael Caine protagonizan esta revisión que firma Kenneth Brannagh (“La flauta mágica”) del conocido largometraje de 1972 de Joseph L. Mankievicz, a partir de una obra de Anthony Shaffer. Convencido de que a la obra se le podían sacar aún muchas otros aspectos, el actor Jude Law convertido en productor, fue quién encargó a Branagh una versión de la obra de teatro,. Law da vida aquí al personaje que en la película de Mankiewicz interpretaba Michael Caine, que ahora interpreta el personaje que en aquel filme hacía Lawrence Olivier. Pero aún hay más aspectos que hacen de esta película de Kenneth Branagh algo que va mucho más allá de una nueva versión: Para la adaptación Law llamó al dramaturgo Harold Pinter para que escribiese un nuevo guión reinterpretando la historia e introduce nuevos subtextos. La película analiza las relaciones de poder y desarrolla una intriga asfixiante que toca un tema como el dominio (en todos los sentidos) de uno sobre el otro.