LA HERIDA LUMINOSA (1997)

    9
    Titulo original: La herida luminosa
    Año: 1997
    País: España
    Duración: 100 min.
    Dirección: José Luis Garci
    Guión: José Luis Garci y Horacio Valcárcel, basado en la obra homónima de Josep María de Sagarra
    Música: Manuel Balboa. Tema musical: "Concierto nº 2 para piano en C menor Opus 18" de Sergei Rachmaninoff, interpretado por el Coro de Monjas Benedictinas del Real Monasterio de San Pelayo.

    Intérpretes

    Fernando Guillén, Mercedes Sampietro, Julia Gutiérrez Caba, María Massip, Beatriz Santana, Neus Asensi, Cayetana Guillén Cuervo, Juan Calot, Concha Gómez Conde, Norma Garci, María Elena Flores, Alicia Rozas, José Luis Merino, Maria De Los Reyes Martínez, Lourdes de Orduña, Dolores Aguado, Ana Belén Sánchez, Rosa Villacastín y Aurora Carbonell.

    Premios

    Nominada al Goya al Mejor Maquillaje y Peluquería. Seleccionada para la competición del Festival de Cine de Montreal.

    Sinopsis

    Una capital de provincias de la España de mediados de los años 50. El doctor Enrique Molinos (Fernando Guillén), un prestigioso cardiólogo, y su mujer Isabel (Mercedes Sampietro), hace ya mucho tiempo que malviven su matrimonio. El ambiente socialmente opresivo de la época pesa sobre ellos. Inesperadamente, el amor de Julia (Beatriz Santana), una joven y atractiva colega, muy inteligente y divertida, hace que Molinos vuelva a sentir que la vida que su vida tiene sentido, aunque, eso sí, no puede olvidar la carga de su matrimonio, entonces indisoluble. Pretende separarse pero Isabel no acepta la separación. Viven juntos pero no comparten el lecho conyugal, cosa que Isabel oculta a todos. Ante esto, el doctor Molinos no duda en recurrir al crimen fácil e impune ya que será ejecutado al amparo de su condición profesional de médico. La hija del matrimonio, animada por su madre y, en contra de los criterios de su padre, decide tomar los hábitos e ingresar en un convento. Y de pronto se produce un relámpago y ya nada va a ser lo que se pretendía que fuera.

    Comentario

    Segunda incursión de José Luis Garci en el melodrama de adaptaciones literarias, tras “Canción de cuna” en donde adapta una obra de Josep María de Sagarra, que ya se había llevado al cine en una ocasión anterior, en 1956 con dirección de Tulio Demichelli. La película presenta un conflicto de fe entre un padre, médico librepensador y su hija monja (en la obra original es un hijo el que quiere tomar los hábitos). Garci se apoya en excelentes interpretaciones y cuidada puesta en escena en una historia un poco a contracorriente y en la que no falta el homenaje a la radio española de los años 40 y 50.