LA DUDA (2008)

    92
    Titulo original: Doubt
    Año: 2008
    Fecha de estreno en España: 30-01-2009
    País: EE.UU.
    Duración: 104 min.
    Dirección: John Patrick Shanley
    Guión: John Patrick Shanley, basado en su propia obra de teatro homónima
    Música:

    Howard Shore
    Temas musicales: «Is It Me?», interpretado por Joel Evans Orchestra con Michael Dees.


    Intérpretes

    Meryl Streep, Philip Seymour Hoffman, Amy Adams y Viola Davis, Alice Drummond, Audrie Neenan, Susan Blommaert, Carrie Preston, John Costelloe, Lloyd Clay Brown, Joseph Foster, Bridget Megan Clark, Mike Roukis, Haklar Dezso, Frank Shanley, Robert Ridgell, Sarah Giovanniello, Katie Shelnitz, Aaron O'Neill, Thomas J. Meehan, Samantha Chadbourne, Christina Angelina Celone, Melissa Viezel, Emily Swimmer, Katelyn Snell, Shayne Fischman, Coby D. Moran, Alannah Iacovano, Frank Dolce, Paulie Litt, Matthew Marvin, Philip Post, Thomas J. Kennedy, Thomas A. Varrone, Sabrina Costa, Samantha Buczek, Gabriella Renne DiMaria, Ariana Silvestro, Michele Ciago, Anna Lonczak, Brandy Panfili, Molly Chiffer, Lydia Jordan, Suzanne Hevner, Helen Stenborg, Tom Toner, Michael Puzzo, Margery Beddow, Jack O'Connell, Marylouise Burke, Valda Setterfield, George Aloi, Timothy J. Cox, Evan Lewis y Steph Van Vlack.

    Premios

    Premios Oscar: Nominada al Oscar a la Mejor Actriz Principal (Meryl Streep), al Mejor Actor Secundario (Philip Seymour Hoffman), a las Mejores Actrices Secundarias (Viola Davis y Amy Adams) y al Mejor Guión Adaptado.
    Globos de Oro: Nominada al Globo de Oro al Mejor Actor Dramático (Philip Seymour Hoffman), a la Mejor Actriz Dramática (Meryll Streep), a las Mejores Actrices Dramáticas (Amy Adams y Viola Davis) y al Mejor Guión.


    Sinopsis

    Corre el año 1964 en St. Nicholas, en el Bronx de Nueva York. Un vibrante y carismático sacerdote, el Padre Flynn (Philip Seymour Hoffman) está intentando cambiar las estrictas costumbres de la escuela, que han sido celosamente custodiadas durante largo tiempo por la hermana Aloysius Beauvier (Meryl Streep), la directora con mano de hierro que cree en el poder del miedo y de la disciplina. Vientos de cambio político soplan en la comunidad y la escuela acaba de aceptar al primer estudiante negro, Donald Muller (Joseph Foster). Pero cuando la hermana James (Amy Adams), una inocente optimista, comparte con la hermana Aloysius su sospecha de que el Padre Flynn está prestando demasiada atención a Donald, la hermana Aloysius lanza una cruzada personal para desenterrar la verdad y expulsar al Padre Flynn de la escuela. Ahora, sin ninguna prueba más que su certeza moral, la hermana Aloysius entabla una batalla de voluntades con el Padre Flynn, la cual amenaza con fracturar a la comunidad con irrevocables consecuencias.

    Comentario

    Ni la generosidad, ni la mezquindad, nos acercan a la verdad. Porque la verdad -se afronte,como se afronte- es una. En ese inquietante territorio de las sospechas y las interpre taciones personales se mueve el extraordinario relato de “La duda”. Se trata de saber quién, con su actitud, está pisando la raya y traspasando todos los márgenes de la hu manidad. Para descifrar semejante dilema John Patrick Shanley nos convierte en jueces y, como sus personajes, sólo disponemos de las palabras. Palabras, eso sí, magníficamente construídas; diálogos de una increíble fuerza que todos los actores -empezando por la asombrosa Mery Streep- desgranan conmovedoramente sobre la pantalla y, para ser más exactos, sobre nuestras propias conciencias. ¿Dónde está la verdad? La cuestión que Shanley plantea de manera tan brillante no se convierte en un mero ejercicio moral, va más allá: expone los datos y dosifica la historia de tal forma que nos sumerge en una intriga, un suspense, al que no le sobra ni una pieza. Enorme trabajo de reconstrucción fílmica que respeta el esquema de la obra de teatro original pero que es indiscutiblemente cine; sobrio, elegante y natural. Por lo demás, las situaciones resultan sobrecogedoras: la estricta directora, el sacerdote campechano, la novicia ingenua o la madre desesperada. Hay momentos, conversaciones, de un voltaje arrollador. Y además, con cuatro trazos, un imponente retrato sociológico de la época. En 1961 William Wyler abordó con maestría una cuestión muy similar en “La calumnia”; “La duda” no sólo no le queda a la zaga, sino que la supera. Esta también es de las que dejan huella.