LA CUEVA DE LOS SUEÑOS OLVIDADOS (2010)

    8
    Titulo original: Cave of Forgotten Dreams
    Año: 2010
    País: EE.UU.
    Duración: 90 min.
    Dirección: Wener Herzog
    Guión: Wener Herzog
    Música: Ernst Reijseger

    Intérpretes

    Dominique Baffier, Jean Clottes¸ Jean-Michel Geneste, Carole Fritz, Gilles Tosello, Michel Philippe, Julien Monney, Nicholas Conard, Wulf Hein, Maria Malina, Maurice Maurin.

    Sinopsis

    Durante más de 20.000 años, la cueva de Chauvet permaneció totalmente aislada del mundo debido al derrumbamiento de una pared de roca en su entrada. Su interior, incrustado de cristales, tiene el tamaño de un campo de fútbol y está sembrado de restos petrificados de mamíferos gigantes de la Edad de Hielo. En 1994, los científicos descubrieron las cavernas y en ellas encontraron cientos de pinturas rupestres en perfecto estado. Obras de arte espectaculares que tienen más de 30.000 años (casi dos veces más que cualquier descubrimiento de estas características). Estas obras se remontan a una era donde los Neandertales aún vagaban por la tierra y los osos, mamuts y leones de la Edad de Hielo eran las poblaciones dominantes de Europa. Desde entonces, sólo un pequeño grupo de personas ha tenido acceso a la Cueva de Chauvet. Antes de que Herzog lograra entrar, su contenido pasó casi desapercibido. Al filmar en 3D, Herzog ha logrado captar el asombro y la belleza de uno de los lugares más sobrecogedores del planeta, un emplazamiento que le invitó a meditar sobre sus habitantes originales, el nacimiento del arte y los curiosos visitantes que visitan la cueva en la actualidad. En una posdata única de ciencia ficción, Herzog conjura imágenes de un futuro fantástico y extravagante.

    Comentario

    Un documental en 3D del alemán Werner Herzog, cineasta que combina películas de ficción (“Fitzcarraldo”, “Cobra verde”, “Teniente corrupto”) con el cine documental (“Mi enemigo íntimo”, “Grizzly Man”, “Encuentros en el fin del mundo”), que aquí logra un acceso exclusivo para filmar dentro de la cueva de Chauvet en el sur de Francia, donde pudo filmar las creaciones pictóricas más antiguas del mundo en su entorno natural. Herzog se sirvió de la tecnología 3-D para otorgar a las imágenes una mayor profundidad y poder transportarnos en el tiempo, a 30.000 años atrás.