LA CORTE DE FARAÓN (1985)

    34
    Titulo original: La corte de Faraón
    Año: 1985
    País: España
    Duración: 98 min.
    Dirección: José Luis García Sánchez
    Guión: Rafael Azcona y José Luis García Sánchez
    Música:

    Vicente Lleó
    Temas musicales: «Salve Lota», interpretado por Ana Belén, Mary Carmen Ramírez, Milagros Martín y Josema Yuste; «La capa de José», interpretado por Ana Belén y Antonio Banderas; «Sones babilónicos», interpretado por Ana Belén y Mary Carmen Ramírez; «Ay, va!», interpretado por Ana Belén; «Trío», interpretado por Ana Belén, Antonio Banderas y Mary Carmen Ramírez; «Garrotín», interpretado por Antonio Banderas, Quique Camoiras y Josema Yuste; y «Yo soy el casto José», interpretado por Antonio Banderas.


    Intérpretes

    Ana Belén, Fernando Fernán Gómez, Antonio Banderas, Josema Yuste, Agustín González, Quique Camoiras, Mary Carmen Ramírez, Juan Diego, Guillermo Montesinos, María Luisa Ponte, Millán Salcedo, Antonio Gamero, Luis Ciges, Guillermo Marín, Pedro Farrés, Milagros Martín, María Rus, Blanca Patiño, Amélia Fonts, Maruja Recio, Tomás Sáez, Pedro Basanta, Manuel Huete y José Luis López Vázquez.

    Premios

    Festival Internacional de Cine de San Sebastián: Concha de Plata al Mejor Director y Mención Especial al conjunto del reparto.


    Sinopsis

    A finales de los años cuarenta, una compañía de aficionados se atreve a estrenar una obra teatral sin los permisos y los visados de censura correspondientes. Se trata de la famosa zarzuela «La corte de Faraón», prohibida por sus atrevimientos políticos, eróticos y religiosos. Durante una larga noche en la comisaría de policía, el comisario (José Luis López Vázquez) indaga las razones que han podido llevar a ese grupo a emprender tan descabellada empresa. Durante los interrogatorios se van describiendo incidencias personales de los componentes del grupo, cantando y bailando los números musicales.

    Comentario

    Rafael Azcona en el guion y José Luis García Sánchez en la dirección, utilizan una estructura predominantemente coral, como muchas de las de su filmografía, para una comedia esperpéntica que refleja los avatares de una compañía de aficionados que pretende representar, sin el permiso de la férrea censura de la época, “La corte de Faraón”, una zarzuela prohibida por sus atrevimientos políticos, eróticos y religiosos. La película combina los problemas del montaje de la obra, con la propia zarzuela, resultando dos películas en una, que se van alternando, pero claramente diferenciadas en decorados, iluminación y dirección artística, resultando mucho más atractiva la luminosidad de la representación frente a la oscuridad de la vida en aquellos tiempos de posguerra. García Sánchez demuestra una vez más su buena predisposición para la dirección de actores, manejando con mano diestra a un amplio elenco de intérpretes en el que se dieron cita Fernando Fernán Gómez, Antonio Ferrandis o Amparo Soler Leal, con los jóvenes emergentes por entonces como el hoy cotizado Antonio Banderas. A destacar también la interpretación del famoso tema “Ay, Babilonio, que mareo” a cargo de Ana Belén.