LA CORONA PARTIDA (2015)

    29
    Titulo original: La corona partida
    Año: 2015
    País: España
    Dirección: Jordi Frades
    Guión: José Luis Martín
    Música: Federico Jusid

    Intérpretes

    Irene Escolar, Rodolfo Sancho, José Coronado, Raúl Mérida, Fernando Guillén Cuervo, Fernando Cayo, Silvia Alonso, Eusebio Poncela, Ramón Madaula, Ramón Barea, Úrsula Corberó, Martín Castro Peña Jacobo Dicenta, Jordi Díaz, Antonio Gil, Jesús Noguero, Pedro Mari Sánchez

    Sinopsis

    Tras la muerte de la reina Isabel la Católica (Michelle Gener): la lucha por el poder entre Fernando el Católico (Rodolfo Sancho) y Felipe el Hermoso y Juana (Irene Escolar), legítima heredera, es víctima de sus manejos: Tras morir Isabel, su hija Juana es proclamada Reina de Castilla, pero su padre Fernando siguió ejerciendo el Gobierno del Reino. Por un lado la relación entre Fernando y Juana, y por otro las intrigas de Felipe el Hermoso para hacerse con el poder, que derivan en la firma, primero, de la Concordia de Salamanca, en la que se establecía el Gobierno compartido de Felipe, Juana y Fernando; y, después, en la Concordia de Villafáfila, por la que se proclamaba a Felipe Rey de Castilla, y Fernando se retiraba a Aragón. La extraña muerte de Felipe el Hermoso, sumada a la creciente locura de Juana, llevará a Fernando a encerrar a su hija y ocupar la regencia hasta su muerte, en 1516.

    Comentario

    Un lujoso largometraje histórico que sirve de nexo entre las series de televisión “Isabel” y “Carlos, rey emperador”, profundizando en lo ocurrido tras la muerte de Isabel la Católica. Está dirigido por Jordi Frades (director de Isabel, que ha desarrollado toda su trayectoria hasta este filme como director de series de televisión. La película indaga en un aspecto mucho más interesante y verídico que la supuesta locura de la reina Juana, que injustamente ha pasado a la historia como “la loca”: Las relaciones de poder, por un lado entre Felipe el Hermoso y Fernando el Católico, y por otro entre este y su hija Juana, finalmente una víctima de las ambiciones de poder de unos otros.