LA CIUDAD DE LOS PRODIGIOS (1999)

    39
    Titulo original: La ciudad de los prodigios
    Año: 1999
    Fecha de estreno en España: 28-05-1999
    País: España, Francia, Bélgica
    Duración: 156 min.
    Dirección: Mario Camus
    Guión: Mario Camus, Gustau Hernández, Esther Cases y Olivier Rollin, basado en la novela homónima de Eduardo Mendoza
    Música: Jean-Marie Sénia.

    Intérpretes

    Olivier Martinez, Emma Suárez, François Marthouret, Loquillo, Tony Isbert, Joaquín Díaz, Francesc Garrido, Ramón Langa, Diogo Dória, Montserrat Carulla, Lluís Homar, Héctor Colomé, Isabel Rocatti, Boris Ruiz, Marián Aguilera, Albert Forner, Alberto San Juan, Amparo Moreno, José Correa, Hermann Bonnín, Dafnis Balduz Daniel Casadellà, Lluïsa Castell, Dani Codina, Vicente Gil, Joaquín Gómez, Pep Jové, Quim Lecina, Carles Martínez, Kike Martínez, Manolo Melero, Joel Minguet, Pep Anton Muñoz, Francesc Orella, Albert Pérez, Jack Queralt, Bernat Quintana, Xavier Serrano, Lluís Soler, Piero Verzello, Ramon Vila y Pepe Mediavilla.

    Premios

    Nominada al Goya a los Mejores Efectos Especiales.

    Sinopsis

    Ambientada en el periodo situado entre las dos exposiciones universales de Barcelona (1898-1929), cuando la ciudad era un hervidero de tensiones políticas y sindicales y el pistolerismo y el anarquismo tenían a la población aterrorizada. En 1898, un casi adolescente Onofre Bouvilla (Olivier Martinez) llega a Barcelona huyendo de un turbio asunto de familia. Allí nadie le conoce. Con el único afán de construir su nueva vida, descubre una ciudad sometida por los caciques, dominada por mafias enfrentadas en una guerra cruel, y no tarda en comprender la moral de su tiempo: el rostro del abuso, de la represión y el miedo. Onofre inicia un espectacular ascenso social y conoce a Delfina (Emma Suárez), una anarquista que le ayuda a buscarse la vida. Pero, poco a poco, se introduce en el mundo de las mafias enfrentadas en una guerra cruel, y no tarda en comprender la moral de su tiempo: el rostro del abuso, de la represión y el miedo. El rostro de la corrupción y de la sangre. Y del dinero, grandes sumas de dinero… ahora, la venganza es su oportunidad, la traición y la muerte sus armas. Y la ambición puede ser la tumba del amor. De su único amor, Delfina.

    Comentario

    Adaptación de la novela homónima de Eduardo Mendoza en una película excesivamente larga y compleja, coproducción hispano franco belga, que dirige con buen tino Mario Camús recreando una época muy convulsa, la Barcelona de inicios del siglo XX, trabajo que fue nominado a los mejores efectos especiales. Camus estructura las secuencias como si fueran pequeños frescos impresionistas, separados entre sí por elipsis funcionales (no narrativas), lo que impide una narración fluida.