LA CIUDAD DE LA ALEGRÍA

    87
    Titulo original: City of Joy
    Año: 1992
    País: EE.UU.
    Duración: 132 min.
    Dirección: Roland Joffé.
    Guión: Mark Medoff, basado en el libro de Dominique Lapierre.
    Música: Ennio Morricone. Temas musicales del folclore indio de Richard Blackford.

    Intérpretes

    Patrick Swayze, Om Puri, Pauline Collins, Shabana Azmi, Ayesha Dharker, Santu Chowdhury, Imran Badsah Khan, Art Malik, Nabil Shaban, Debatosh Ghosh, Suneeta Sengupta, Mansi Upadhyay, Shyamanand Jalan, Shyamal Sengupta, Rudraprasad Sengupta, Baroon Chakaborty, Masood Akhtar, Loveleen Mishra y Pavan Malhotra.

    Sinopsis

    Max Lowe (Patrick Swayze) es un medico norteamericano en crisis personar y enfrentado a un padre dominante, que abandona la medicina y se va a la India a buscar un sentido a su vida. Cansado de tampoco encontrarlo allí, está a punto de regresar a Estados Unidos cuando es atacado y robado en Calcuta. Hasari Pal (Om Puri), que acaba de llegar a Calcuta con su familia en busca de trabajo, lleva al americano, al que le han dado una buena paliza, al dispensario o escuela de autoayuda de la llamada La ciudad de la alegría que dirige una mujer occidental, Joan Bethel (Pauline Collins). Cuando Joan le pide que ayude en el dispensario, Max se niega, pero poco a poco se va dando cuenta que no puede ser un simple observador del sufrimiento que le rodea y acaba aceptando. Hasari, entretanto, ha conseguido ha conseguido el permiso para tirar de un rickshaw y su mujer Kamla (Shabana Azmi) ayuda a Max en el dispensario. Hasari necesita el trabajo para mantener la familia y proporcionar una dote a su hija Amrita (Ayesha Dharker), pero se enemista con el hijo de Gahtak (Shyamanand Jalan), enemistad que provoca un sangriento enfrentamiento entre los residentes en La ciudad de la alegría y los gángsters del hijo de Gahtak.

    Comentario

    Una historia de supervivencia y triunfo del espíritu humano que adapta el best seller de Dominique Lapierre que en manos del director Roland Joffé presenta dos vertientes muy diferentes. Por un lado, y al igual que sucedía en anteriores películas suyas como La misión y Los gritos del silencio, las relaciones entre personas de dos culturas muy distintas, y por otro, una fábula sobre indigentes honrados, pérfidos ricos y altruistas occidentales en los suburbios de la Calcuta de nuestros días. La película cuenta con una impactante puesta en escena con una belleza formal que contrasta con las miserias humanas narradas en el film. Patrick Swayze rompe con su imagen de héroe de acción, dando vida al médico protagonista que encontrará sentido a su vida ayudando a sobrevivir alas personas que sólo tienen miseria a su alrededor.