LA CASA DE MI PADRE

    26
    Titulo original: La casa de mi padre
    Año: 2008
    País: España
    Duración: 100 min.
    Dirección: Gorka Merchán
    Guión: Iñaki Mendiguren

    Intérpretes

    Carmelo Gómez, Juan José Ballesta, Verónica Echegui, Alex Angulo, Emma Suárez, Mikel Aramburu, Irene Bau, Aitor Beltrán e Iñaki Font

    Sinopsis

    Txomin Garay (Carmelo Goméz), empresario y en su juventud un fino pelotari, vuelve a su pueblo después de 10 años en Argentina, lugar donde se exsilió tras ser amenazado de muerte por ETA. El principal motivo del viaje de Txomin, en el que le acompañan su mujer Blanca (Emma Suárez) y su única hija, Sara (Verónica Echegui), es que su hermano Koldo, con el que hace años que no se habla, se está muriendo. Koldo, muy demacrado por la enfermedad y apartada ya su larga enemistad con Txomin por las extremas diferencias entre ambos, le encarga a su hermano una delicada tarea: reencauzar a su hijo adolescente Gaizka (Juan José Ballesta), un pelotari prometedor pero que no termina de centrarse en el juego. Txomin no le da una respuesta definitiva, pero la muerte de Koldo le obliga a aparcar sus dudas y asumir el encargo de su hermano. Para acercarse a Gaizka, un joven involucrado en acciones de kaleborroca, Txomin utilizará lo que les une a los dos: la pelota a mano. Gaizka es un jugador de pegada brutal, sin técnica. Txomin de joven era todo lo contrario. El primer acercamiento a Gaizka en el frontón del pueblo no resulta muy fructífero pero Txomin no renuncia fácilmente y un día le propone una apuesta al chaval: si Txomin la gana le entrenará. Finalmente gana la apuesta y Gaizka acepta con una mezcla de rabia contenida y deportividad el que tenga que entrenarle su tío. Mientras que con Txomin hay una evidente tensión, Gaizka se siente atraído por su prima Sara. Entre ambos se inicia una relación de amor adolescente, en la que queda patente que detrás de la fachada de dureza de Gaizka habitan todas las dudas y miedos de cualquier joven de su edad. Sara es acogida cálidamente por su tía Ane (Irene Bau), la viuda de Koldo y madre de Gaizka. Ane es una mujer con un pasado oculto, con convicciones e ideologías muy marcadas. Paralelamente, Txomin se va reencontrando con su entorno. La supuesta tranquilidad de este marco de relaciones se rompe definitivamente con la muerte de Germán (Alex Angulo), periodista amigo de Txomin. Estos acontecimientos empujan a Txomin a decidir la vuelta a Sudamérica. Sin embargo, Txomin sabe que no puede irse sin más, que le debe algo a su hermano Koldo, a su amigo Germán, incluso a sí mismo: tiene que intentar ayuda a Gaizka. Un partido de rivalidad de Gaizka con un pelotari de un pueblo cercano será la excusa ideal para aplazar el viaje. Sin embargo, esta decisión supondrá el inicio de un viaje definitivo para Txomin. Gaizka, despojado finalmente de sus convicciones escapa rumbo a un lugar desconocido.

    Comentario

    Ópera prima del director donostiarra Gorka Merchán que muestra una historia de una familia vasca desgarrada y enfrentada por la política y el terrorismo. El título de su película, tomado de un famoso poema de Gabriel Aresti, es una metáfora que habla de la situación de Euskadi. La película conjuga con habilidad muchos temas buscando ser un crisol de la actual sociedad vasca y mostrar como el odio no conduce a ningún sitio.