LA CAÍDA DEL IMPERIO ROMANO (1964)

    27
    Titulo original: The fall of the Roman Empire
    Año: 1964
    País: EE.UU.
    Duración: 188 min.
    Dirección: Anthony Mann
    Guión: Ben Barzman, Basilio Franchina, Philip Yordan y Edward Gibbon, inspirado en la “historia del declive y caída del Imperio Romano”.
    Música: Dimitri Tiomkin

    Intérpretes

    Sophía Loren, Stephen Boyd, Alec Guinness, James Mason, Christopher Plummer, Anthony Quayle, John Ireland, Omar Sharif, Mel Ferrer, Eric Porter, Finlay Currie, Andrew Keir, Douglas Wilmer, George Murcell, Norman Wooland, Michael Gwynn , Virgilio Teixeira, Peter Damon, Rafael Calvo, Lena von Martens, Roland Carey, Margaret Fuller, Gabriella Licudi, Jeffrey O´Kelly, Guy Rolfe, Friedrich von Ledebur y Patricia Wright.

    Premios

    Nominada al Oscar a la Mejor Música. Globo de Oro a la Mejor Música.

    Sinopsis

    Siglo II después de Cristo. Tras la muerte de Marco Aurelio (Alec Guinness), emperador, filósofo y último gobernante de la Edad de Oro del imperio, Roma inicia su decadencia. Muy a su pesar, tuvo que luchar contra diversos pueblos para defender las fronteras del Imperio. En política interior, su sueño era restaurar las instituciones republicanas, razón por la cual nombró sucesor a su protegido Livius (Stephen Boyd), en detrimento de su ambicioso y corrupto hijo Cómodus (Christopher Plummer). Pero éste no aceptó la decisión de su padre y se apoderó del trono. Cómodus, como Emperador, no atiende las advertencias de su consejero, el filósofo griego Timónides (James Mason) Entretanto, Lucila (Sophia Loren), hija de Marco Aurelio, vive un apasionado romance con Livius. La desintegración del Imperio comienza con la presión que sobre las fronteras ejercen las hordas bárbaras. En Roma, dentro del Senado, se producen disputas por el poder.

    Comentario

    Una de las más representativas superproducciones de Samuel Bronston dirigida por Anthony Mann en escenarios españoles. La película supera con mucho la típica obra "de romanos" para convertirse en un gran espectáculo, con estupendas escenas de acción sabiamente combinadas con otras de mayor intimismo. El director pone garra, pasión y emoción en una historia que marca los primeros ataques de los bárbaros al imperio en tiempos de Marco Aurelio y de su hijo Cómodo. Pese a que ni Sofía Loren ni Stephen Boyd están excesivamente bien, la película está llena de grandes momentos: los funerales de Marco Aurelio, las fiestas de Saturno, el duelo entre Cómodo y Livio...